domingo, 23 de septiembre de 2012

Observatorios extremeños con código MPC

Haz click en la imagen para verla más grande

Los códigos MPC son asignados por el Minor Planet Center de la Universidad de Harvard (que es, a su vez, la institución encargada por la Unión Astronómica Internacional para el estudio de las órbitas, efemérides y nuevos descubrimientos de cuerpos menores del Sistema Solar). Poseer dicho código indica que el observatorio en cuestión puede realizar astrometría con la suficiente calidad de este tipo de cuerpos. Conviene recordar que el código es asignado al observatorio y no al observador.

España es uno de los países punteros en lo que a observación y estudio de cometas y asteroides se refiere. Baste recordar que existen dos activos foros dedicados a tal asunto: Cometas Obs y Observadores de Cometas. Así que en el listado de observatorios con código MPC abundan los españoles.

Extremadura posee cuatro de ellos. A raíz de la reciente adquisición de su código del Observatorio Las Vaguadas de mi compañero Antonio Agudo me puse a pensar cuántos había en Extremadura con tal distinción. Y creo que son cuatro. Los que pueden verse en el mapa de arriba. Ruego a cualquier colega que conozca alguno más me lo haga saber.

El más antiguo es el de mi gran amigo Miguel Ángel García, del Spag de Monfragüe. Ya he hablado en alguna ocasión de él. Ese observatorio es realmente alucinante, siendo operado en la actualidad de forma completamente remota. La calidad de los trabajos astrofotográficos que consigue desde la negrura del cielo monfragüense es realmente increíble. Que siga así por muchos años...

También en la provincia de Cáceres, muy cercano a la capital, se sitúa el Observatorio Los Milanos, de Luis Miguel Gil. Posee unas instalaciones de lo más coquetas, con cúpula. Luismi hace de todo un poco: buenas astrofotografías, seguimiento de supernovas... No dudéis en visitar su blog, merece la pena.

Y los dos restantes están en la ciudad de Badajoz. El mío y el de Antonio Agudo, la más reciente incorporación.

Alguien me dijo alguna vez que poseer un código MPC no era un fin en sí mismo, más bien el inicio de un reto: hacer astrometría de calidad de cuerpos menores de forma continuada. Que así sea.

jueves, 13 de septiembre de 2012

¡¡Nuevas CRB en el WDS!!

Me alegra sobremanera anunciar que hoy se ha llevado a la práctica algo que desde hace meses llevamos esperando. Digo llevamos, en plural, porque esta gran noticia no me afecta exclusivamente a mí, también a mis grandes y queridos amigos Rafael Benavides Palencia y Antonio Agudo Azcona (del que partía realmente la idea). Con ellos desarrollé un proyecto que requirió paciencia, pericia y muchas horas de dedicación: filtrar el catálogo PPMXL (algo no hecho hasta el momento) en busca de nuevas estrellas binarias con elevado movimiento propio común. Dicho proyecto, que denominamos CSO-MPC (Cielos del Suroeste - Movimiento Propio Común) nos tuvo bastante entretenidos desde enero hasta mayo, casi con plena dedicación (de tiempo libre, se entiende).

Fruto de ese survey, encontramos miles de candidatas que hubo que estudiar, caso a caso, para confirmar que eran verdaderas dobles. Finalmente, casi 400 pares pasaron todos los filtros y era pertinente su publicación.

CRB 154: una de las nuevas parejas catalogadas

Una vez que el trabajo "de campo" terminó, vino la fase de redacción del mismo, que vio la luz en el último número de El Observador de Estrellas Dobles a modo de tres artículos individuales firmados por los tres miembros del proyecto.

A partir de ahí... una larga espera de más de dos meses hasta que los gestores del Washington Double Star Catalog (WDS), el Observatorio Naval de Estados Unidos (USNO), ha aprobado dicho catálogo y las nuevas estrellas ya aparecen incluidas en él.

Sobra decir que sentimos una profunda alegría al ver esas casi 400 nuevas estrellas binarias publicadas en el WDS. Además, para Antonio Agudo se trata de sus primeras dobles. A eso es a lo que se llama entrar por la puerta grande en el catálogo washingtoniano.

En estos momentos hay 155 pares de estrellas que se llevan el nombre de CRB (mis iniciales en el WDS, por mi segundo apellido; estos yankees se montan un lío tremendo con nuestros nombres). Permitidme que comparta con vosotros esa satisfacción.


martes, 11 de septiembre de 2012

El asteroide cercano a la Tierra (NEO) 2008XE3

Hoy he recordado que la pasada noche del 25 al 26 de agosto dediqué un rato a observar un asteroide cercano a la Tierra (NEO, Near Earth Object). En concreto se trataba del numerado como 330825 2008XE3, un asteroide del tipo Amor. Este tipo de asteroides son los que tienen una órbita que contiene totalmente a la de la Tierra, con un perihelio menos de 1,3 UA. Se les llama así por el asteroide (1221) Amor.

En este diagrama podéis ver la situación de los planetas cercanos al Sol y la del asteroide objeto de estudio, realmente muy cercano a la Tierra en ese momento (crédito: JPL/NASA).



A través de las efemérides del Minor Planet Center pude ver que se encontraba bien situado en el cielo en aquel momento y que era muy rápido. Rafa Benavides me había insistido en más de una ocasión para que "disparara" a uno de estos pedruscos rápidos. Y la verdad es que la experiencia fue bastante positiva.

Aquí os dejo su animación, realmente era rápido (3"/min). Lo más difícil de estos objetos es conseguir obtener una imagen puntual, lo cual obliga a afinar mucho con el tiempo de exposición garantizando, además, que a pesar de su debilidad sale en las imágenes (este era relativamente brillante, mag. 15,4).


Precisamente anoche pude sacar el asteroide potencialmente peligroso 2012QG42 (ya contaré esa historia y  os mostraré los resultados). Curiosamente, Antonio Agudo desde su flamante Observatorio Las Vaguadas (MPC I54) lo hacía casi al mismo tiempo que yo.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Reunión de amigos de FEXDA

La noche del viernes al sábado se convocó una quedada de astrónomos extremeños en casa de Gabino Muriel en el cacereño barrio de La Mejostilla. Hacía mucho tiempo que un nutrido grupo del Foro Extremeño de Astronomía (FEXDA) no se reunía, creo recordar que desde que se celebró el RETA de Monfragüe.

Pues bien, a raíz de unas preguntas que me hizo Gabino días atrás sobre cómo trabajar con supernovas, fuimos concretando una reunión en su casa para obtener imágenes desde su observatorio y, posteriormente, aprender a procesarlas con el software adecuado. Los temas a tratar iban aumentando correo a correo y, un par de días antes, ya habían crecido de tal forma que parecía imposible poder tratarlos todos en la misma noche (astrometría de dobles, estrellas variables, cometas y asteroides, autoguiado con MaxIm DL o PHD...).

Para mayor alegría nuestra, la convocatoria se hizo extensible a todos los amigos del foro que quisieran asistir, de manera que finalmente fuimos seis los que acudimos a casa de Gabino (además del que esto escribe y el propio Gabino, David Estecha, Florentino Sánchez Bajo, Francisco Violat y José Antonio Domínguez), a los que hay que sumar otros dos que asistieron "virtualmente" gracias a las videoconferencias que permite Skype (los grandes, grandes, grandes astrofotógrafos Miguel Ángel García desde Madrid -del Observatorio SPAG Monfragüe- y José Luis Quiñones desde Higuera la Real -Badajoz-).

Sin embargo, la mala suerte se cebó con nosotros: durante todo el día hubo amenaza de tormentas y según recorría los 100 km de distancia que separan Badajoz de Cáceres pude ver cómo los cumulonimbos amenazantes crecían en la penillanura Cacereó-trujillana. La noche quedó invalidada para poder observar con el equipo de Gabino, así que hubo que cambiar de planes y trabajamos con imágenes que llevé preparadas a tal efecto para poder practicar con la metodología a seguir. Una buena tanda de relámpagos nos acompañó durante parte de la noche en el jardín de la casa de Gabino.

Poder disfrutar de la compañía de amigos astrónomos es un placer que pocas veces podemos disfrutar. Sin embargo, esa noche lo pudimos hacer, vaya que sí. Charlas amenas, trucos, consejos y experiencias, pruebas de software, una sabrosa cena a base de pizzas... Disfruté mucho, la verdad. Las 6 de la madrugada llegaron casi sin darnos cuenta, para entonces estábamos rendidos y nos fuimos a dormir con un agradable sabor de boca.

La guinda de la noche la pusieron los dos astrofotógrafos que teníamos presentes gracias a la magia de la tecnología. Resulta que José Luis Quiñones estaba trabajando en ese momento en su realmente impresionante observatorio y se ofreció a sacarnos la imagen de una supernova; debido a algunos problemas tuvo que desistir y, en ese momento, fue Miguel Ángel el que dijo que en un momento abría remotamente su no menos impresionante observatorio de Monfragüe (él estaba en Madrid) y obtenía las imágenes, a pesar de las nubes que también había por la zona. Alucinante.

Para mí fue un verdadero placer poder disfrutar de la compañía de estos buenos amigos. Uno sale con la pasión astronómica reforzada y, seguro, siempre se queda con ganas de más. Este tipo de reuniones hay que repetirlas con una cierta frecuencia, ojalá se concreten más de vez en cuando. Muchas gracias a Gabino Muriel por su hospitalidad y a todos los compañeros que, de una forma u otra, estuvieron presentes esa noche, lo pasé realmente bien con vosotros. A ver cuándo repetimos... ¡¡y la próxima vez sin nubes!!

Os dejo una selección fotográfica de la noche (algunas de las fotos son de Paco Violat, gracias por cedérmelas).

La cena, sabrosas pizzas cacereñas...

Comienzan las clases prácticas...

El equipo de Gabino a la espera de que se despejara...

Hablando de darks y flats con David y Florentino

Gabino comienza las videoconferencias

Todos con la boca abierta viendo imágenes de las auroras conseguidas por
José Luis Quiñones desde Groenlandia

Los dos colegas virtuales pronto estuvieron con nosotros

Paco Violat enseñándonos sus cuásares

Trío de ases: David, Paco y Florentino (¡qué camisetas más chulas!)

José Antonio se lo pasó pipa con los observatorios remotos
de José Luis y Miguel Ángel...

Agradables charlas... nos dieron las 6 de la madrugada...

El equipo de Gabino finalmente no se pudo lucir como esperábamos,
las nubes no nos dieron tregua

A pesar de todo, David Estecha intentó afinar la puesta en estación de Gabino