viernes, 29 de junio de 2012

Retomando el placer de las dobles

Durante los últimos meses ha podido dar la sensación de que me he cambiado de chaqueta. Casi todas mis últimas entradas han ido dedicadas a estrellas variables. Eso no significa que no estuviera trabajando con mis queridas dobles, qué va. Los que ya se hayan pasado por El Observador de Estrellas Dobles habrán descubierto que estaba inmerso, junto a mis queridos amigos Antonio Agudo y Rafa Benavides, en un ambicioso proyecto de localización de nuevas binarias con movimiento propio común que me ha absorbido mucho tiempo, muchísimo. Es decir: que aunque no estuviera observando dobles, sí estaba trabajando con ellas.


No obstante, es cierto que mis últimas sesiones de observación se han dedicado a variables. Es lo que tiene disponer de un observatorio: hay más noches de observación y, por tanto, uno puede disfrutar de más campos de trabajo que siempre le han atraído; y las variables me atraen, como sabrán los lectores más fieles de este blog. Aunque todavía no hemos comentado nada públicamente, el referido Rafa Benavides y yo estamos dedicando algunas noches a estudiar de forma conjunta algunas estrellas variables de muy corto período, las Delta Scuti (DSCT) en su versión HADS. Hemos obtenido resultados muy prometedores con los cálculos de los períodos y amplitudes en base a nuestras observaciones y seguiremos trabajando en ello.

Pero una vez pasada la vorágine de OED9, me ha apetecido recobrar la tranquilidad procesando dobles. No tengo perdón de Dios. Todavía almaceno en el disco duro portátil más de 100 estrellas abandonadas (doblemente abandonadas, en este caso) de Espin que tomé el pasado verano y que ya debería haber publicado. Espero poder hacerlo en el próximo número de El Observador. Y es que encanta procesar dobles. Realizar su astrometría, calcular theta y rho, realizar una labor casi detectivesca con cada par. Es casi una terapia. Y yo necesitaba regresar a ella.

Estando en esas circunstancias, me topé con un par de lo más pintoresco: ES  202AO. Reconozco que cuando tomé las imágenes CCD el ya lejano 10 de agosto de 2011 no reparé demasiado en la curiosa denominación de esta doble abandonada de Thomas Espin ("AO"). Pensé que tenía que ser un sistema múltiple de los más extensos que me había topado. Pero nada más. Fue el otro día al procesar el sistema cuando me di cuenta de que no es que fuera extenso, es que era extensísimo: 15 componentes. Toma ya. Espin pasó por allí en 1905. Y catalogó nada menos que 7 componentes del sistema (si bien es cierto que algunas las fue incluyendo en otras visitas al mismo sistema, hasta 1926). Pero es que mucho después, H. A. Abt ha ido incluyendo nuevas componentes hasta conformar un sistema realmente "poblado".

Medir este tipo de dobles es siempre complejo. Son tantas las componentes que realmente hay que dedicar un buen rato hasta aclararse cuál es cada una. Aladin ayuda mucho a ello, claro está. Pero en esta ocasión tuve que hacerme un croquis para orientarme y poder situar a cada en su sitio. Os adjunto esta "carta celeste" fabricada a tal efecto para poder entender bien la complejidad del mismo. Debajo os pongo la imagen de Astrometrica con la identificación de cada componente. De locura.



Es evidente que un sistema así sólo puede deberse a una verdadera carambola estelar, si bien siempre cabe la posibilidad de que exista una verdadera relación física entre este animado grupo de estrellas. Y en este caso gana la última opción. Estamos ante un verdadero cúmulo abierto de reciente catalogación: ADS 13292CL (catalogado como tal en 2006). Todas las componentes comparten un mismo movimiento propio (aunque discreto). Y eso me ha hecho recordar un viejo proyecto que tenemos en mente mi querido amigo Ignacio Novalbos (Nachete para los más cercanos) del O.A.N.L. de Barcelona.

El gran Ignacio Novalbos (cedida por el OANL Barcelona)

Hace tiempo descubrimos que nos apetecía estudiar dobles en cúmulos estelares. Él me ha tomado la delantera y buena prueba de ello es el artículo que ha publicado en el último número de El Observador de Estrellas Dobles. Muy interesante. Espero que algún día pueda responder a esa petición de trabajar conjuntamente, un hecho que, siendo con mi gran amigo Nachete, será, sin duda, un gran placer. Os invito a leer su artículo, es una delicia.



lunes, 25 de junio de 2012

Tras seis meses de trabajo... OED9


Fiel a su cita. El número 9 de El Observador de Estrellas Dobles. Otro número repleto de artículos y contenidos para deleitar al amante de las estrellas dobles, pero también de la astronomía en general. Ha sido imposible limitarnos a las 100 páginas que nos propusimos. Ha sido tal la avalancha de trabajos recibidos, todos ellos de excelente calidad, que hemos tenido que volver a tirar la casa por la ventana y sobrepasar con creces ese límite formal que planteamos.

Hay de todo: trabajos de investigación, resultados de observación, artículos de opinión, entrevistas... un número bastante completo. Pero si algo caracteriza a este número de OED es la cantidad de nuevas binarias que se publican en ella, como destacamos en el editorial. Son varios centenares. Es de especial mención las casi 400 que presentamos Antonio Agudo, Rafael Benavides y un servidor, fruto de largos meses de trabajo.


La portada está dedicada a nuestro querido amigo Florent Losse y es que a él va dedicada la sección de "Perfiles" de este número. Un verdadero lujo poder contar con él, a la vez que hacemos justicia dadas las grandes aportaciones realizadas por nuestro amigo francés a la astronomía amateur de las estrellas dobles. No os perdáis la entrevista que le hacemos.






Pero además, la presencia de los astrónomos profesionales se consolida en nuestra querida revista: Rafael Caballero presenta una excelente entrevista al astrónomo estadounidense Russel Genet, mientras que la sección "Fuera de foco" la desarrolla en esta ocasión el destacado astrónomo español J. A. Docobo, cuya trayectoria profesional e investigadora conoce cualquier persona interesada en este campo.



Nuestro amigo italiano Giuseppe Micello (editor de Il Bolletino delle Stelle Doppie) se encarga de la sección "¿Por qué observo estrellas dobles?".

Además, 21 artículos repletos de investigación, observaciones, trabajo y pasión. Francisco Rica, Antonio Agudo, Giuseppe Micello, Carlos Lasgoity, Ignacio Novalbos, Francisco Soldán, Rafael Caballero, Lluís Ribé, Germán Bresciano, Rafael Benavides... ¿se puede pedir más?



Por supuesto, publicamos los resultados de la pasada campaña del Proyecto SEDA-WDS y, a su vez, se presentan las nuevas campañas.

Como siempre, podéis descargarla gratuitamente de la web de la revista.

¡A disfrutarla!

sábado, 23 de junio de 2012

Una noche realmente mágica

El pasado jueves necesitaba subir al observatorio. Además de agobios variados en lo que a lo laboral se refiere, llevaba unos días en que no hacía otra cosa más que maquetar, maquetar y maquetar trabajos pendientes para "El Observador de Estrellas Dobles" (de salida inminente, por cierto). Así que era necesario cambiar de aires y oxigenarme en la soledad del MPC I84.

Dediqué la noche, como viene siendo costumbre últimamente, a supernovas. Había un buen puñado de ellas que no había sacado nunca y cuyas débiles magnitudes me atraían especialmente. En este sentido doy las gracias a Rafa Benavides por ayudarme a planificar la hoja de ruta de la noche.

La noche no fue lo buena que parecía a primera vista: el seeing no era nada del otro mundo (como podréis comprobar en la mala calidad estética de las imágenes) y el viento (siempre el viento) que a ratos llegó a ser un verdadero incordio.

A pesar de ello, y por una cuestión más que nada de cabezonería, persistí y logré bajarme imágenes de 6 supernovas, algunas de ellas realmente débiles. Comienzo a sacar buen rendimiento a este equipo. Cerré el observatorio a las 4'30 de la madrugada.

No obstante... fue feliz arriba. De vez en cuando levantaba la cabeza y veía el cielo estrellado mientras el contador de Maxim llegaba hasta el final de una nueva captura de 250 segundos; a lo lejos, el sonido del tráfico atenuado por lo avanzado de la madrugada daba paso a los sonidos de la noche: algún grillo, el viento y, sobre todo, la calma, la quietud. A mitad de la sesión llegó el momento mágico: recibí un correo-e de Florent Losse para consultar un asunto de OED cuando, tras intercambiar algunos, descubrimos que ambos estábamos observando; la noche continuó con una comunicación fluida y amistosa entre ambos amantes de la observación astronómica; él en Francia, yo en Badajoz, España. Mientras él se dedicaba a capturar NEOs y asteroides debilísimos (magnitudes como 20 o así), yo captaba los fotones de lejanas galaxias en cuyo perímetro una estrella decidió dejar de serlo. Gracias Florent por tal experiencia.

¿No es esta una afición maravillosa?





Agradezco la ayuda en el procesado de la SN2011fe y la SN2012cu a Rafa Benavides.

miércoles, 13 de junio de 2012

Supernovas 12.06.12

Una buena noche dedicada a supernovas. Temperaturas muy agradables y el equipo funcionando a la perfección. Noche oscura.

Intenté sacar mi primera supernova que sobrepasaba la mag. 17ª a sugerencia de Rafa Benavides: LSQ12cpf. De esa manera podría probar hasta dónde podía llegar con mi equipo en noches decentes. Me alegré mucho a pie de telescopio al comprobar que con una exposición única de 200" podía verla perfectamente pegadita a una débil y delicada galaxia. Al procesarla descubro que realmente está muy poco por encima de la mag. 16ª. Habrá que seguir probando.






Intenté una sexta supernova, pero resultó estar demasiado pegada al núcleo de la galaxia progenitora: SN2012cc. Se necesita más resolución y exposiciones muy cuidadas para poder medirla.


domingo, 10 de junio de 2012

Off-topic: Apoyo a la Orquesta de Extremadura



Este es un blog de Astronomía. Por ello pido disculpas por anticipado ya que, cuando creé este blog, me propuse no hablar en él ni de política, ni de economía, ni de religión ni de cualquier otro tema que bordeara, desde el exterior, nuestra amada ciencia. Y quiero creer que sigo cumpliendo este propósito a pesar del tema que me trae hoy por aquí. Y es que no voy a hablar ni de política ni de economía... lo haré de CULTURA. Aunque, evidentemente, todo tiene que ver.

La música clásica me ha acompañado desde pequeño. Me ha hecho ser como soy. Me ha ayudado. Me ha hecho muy feliz, casi tanto, o más, que la Astronomía. La situación que describo más abajo me apena mucho. Además, mi hija de 7 años estudia violín y quiero creer que, en caso de consolidarse su interés por este instrumento, podrá tener la posibilidad de disfrutar con los conciertos de una orquesta sinfónica al lado de casa o, incluso, formar parte de ella algún día.

La crisis económica que nos toca vivir tiene efectos perversos. Casi siempre que toca reajustar la economía le toca el turno a las partes más débiles de la sociedad: servicios sociales (que tanto esfuerzo y sudor costó conseguir), educación, sanidad... y cultura. Nuestros administradores tienen tendencia a pensar que son prescindibles en épocas de vacas flacas. Nos hemos conformado con migajas y ahora nos las quieren quitar.

Hace 11 años la Junta de Extremadura tomó una sabia decisión: crear, por primera vez en la larga y tortuosa historia de esta tierra, una orquesta sinfónica, la Orquesta de Extremadura (OEX). Desde entonces han sido cientos los conciertos que hemos podido disfrutar de esta joven formación musical que, poco a poco, se ha ido ganando un hueco en el corazón de los extremeños y del panorama musical nacional. Nunca antes se había podido escuchar a Mahler, Schubert o Tchaikovsky con la frecuencia y calidad que hemos podido hacer desde entonces.

Pues bien, la Junta de Extremadura (ahora llamada, en un gran giro político y de márketing, Gobierno de Extremadura -lo digo con ironía, por si no se percibe-) ha puesto en un brete a nuestra querida OEX. Atenazándola con declaraciones ultramontanas del Presidente Monago y de nuestro gran orador y comunicador, el Consejero de Economía Antonio Fernández, han propuesto un plan de viabilidad que, en realidad, supone su agonía (y posterior muerte).

Es incomprensible que ni siquiera podamos ser felices con las migajas que nos han dejado. En un país donde la opulencia y el derroche han sido norma durante décadas, donde se puede rescatar a la banca y no a los ciudadanos, donde los recortes siempre ocurren por el mismo lado... no haya dinero para financiar una empresa cultural de la magnitud (y el escaso coste) de la Orquesta de Extremadura.

Por ello... desde aquí mi apoyo a los integrantes y simpatizantes de la Orquesta de Extremadura. Otra forma de hacer las cosas es posible. Y quiero creer que se va a conseguir. Este es su blog, os ruego que lo visitéis y los apoyéis.

Por ello, ayer, sábado 9 de junio, asistí con mi familia al concierto-protesta que se desarrolló en la Plaza de España de Badajoz. Allí, junto a centenares de personas afligidas por la situación, pudimos escuchar un breve pero emotivo repertorio. Qué bonito que ante la sinrazón del neoliberalismo ultramontano se presenten los acordes de Beethoven. ¡Viva la cultura!, gritamos al unísono al finalizar el acto.




También me ha llenado de felicidad ver que buena parte de las orquestas españolas han realizado actos en solidaridad con la extremeña interpretando la famosa danza popular extremeña "El candil". Muchas gracias. Os dejo tres ejemplos: las orquestas de Barcelona, de Asturias y de Córdoba.





Y aquí la versión de la concentración de ayer en Badajoz.


Para los que les haya gustado esta joya musical extremeña, os dejo otra versión más folk-rock, en este caso interpretada por varios grupos y músicos extremeños en el Teatro Romano de Mérida en la celebración del Día de Extremadura.

viernes, 8 de junio de 2012

Nuevas observaciones de supernovas

Mucho viento y Luna. No obstante me animé a subir. Se está bien en el observatorio. Disfruto en él. Consigo hacer exposiciones de 200 segundos sin despeinarme. Contento con el resultado a pesar de la claridad del cielo. Perdonad la brevedad, pero poco más se puede decir al respecto.



miércoles, 6 de junio de 2012

Mis pinitos con la fotometría con filtro V

Ya anticipé en mi anterior entrada que la misma noche que obtuve esa serie de supernovas tan resultonas, también tuve tiempo de probar, por primera vez, el filtro V que hace años (sí, has leído bien, años) me prestó mi buen amigo Miguel Rodríguez Marco, vecino de la blogosfera y un auténtico experto variabilista del que tanto he aprendido... y lo que me queda.

No tengo perdón de Dios. Tener un filtro hace tanto tiempo y no haberlo usado nunca dice bastante de mi temor a obstruir el chip de la CCD con otro cristal más. Generalmente uso el reductor de focal en mis trabajos con estrellas variables (incluyendo, claro, las supernovas). Añadir el filtro V supone reducir la cantidad de luz que entra en la CCD y, con ello, se hace necesario aumentar los tiempos de exposición. Dadas las condiciones urbanas que "disfruto" en mi observatorio, siempre había temido que tendría que realizar exposiciones de varios minutos para poder medir una simple estrella de la 12ª magnitud.

Y es, en parte, cierto. La noche del 28 al 29 de mayo decidí que había llegado el momento. Tras realizar una buena tanda de imágenes de las supernovas más interesantes del momento, acoplé el filtro V a la CCD y elegí dos estrellas relativamente brillantes, bien situadas en el cielo a esas horas y con medidas recientes en la AAVSO para poder determinar la precisión de mis medidas. Fueron R CrB (mi querida R CrB, cuántas veces la observé con prismáticos y mi reflector newtoniano hace 20 años) e YY Her.

Me costó bastante enfocar, mucho. Y para obtener una RSR adecuada mis exposiciones tuvieron que subir hasta 120 segundos.  De cada estrella realicé cinco capturas, además de sus correspondientes darks y flats. Sin filtro V me hubieran bastado exposiciones de 20 segundos para poder obtener la señal necesaria. Así que, en parte, mis temores se vieron confirmados.

Algo pesimista en cuanto los resultados, mi opinión comenzó a cambiar cuando procesé las imágenes (estéticamente no son nada del otro mundo, el viento hizo de las suyas esa noche, como viene siendo tónica habitual en las últimas semanas) y medí las imágenes con Focas, el fantástico software de Julio Castellano. Obtuve los valores que podéis ver en las dos imágenes siguientes.



Mi satisfacción aumentó considerablemente cuando, tras enviar las medidas a la AAVSO, pude comprobar que mis medidas en V coincidían totalmente con las enviadas por otros amateur de todo el mundo. Y cuando digo totalmente... quiero decir eso, TOTALMENTE. Buf, que tranquilidad. El método funciona; es tedioso y necesariamente más lento que hacer fotometría sin filtro, pero desde luego los resultados me animan a seguir explorando este método de trabajo que, sin duda, me tiene reservadas muchas satisfacciones.


Curvas de luz de la AAVSO de las dos estrellas estudiadas. Mis observaciones aparecen marcadas con una cruz azul. Obsérvese la total concordancia de mis medidas con las de otros observadores, especialmente llamativas en el caso de YY Her, ya que los otros dos astrónomos que aportaron medidas la misma noche que yo obtienen valores prácticamente idénticos.

Tan sólo una reflexión final. Usar filtro V no es algo tan sencillo como he explicado en las líneas anteriores. Se hace necesario calibrar la respuesta a la banda V de mi CCD filtrada. Hay varios métodos para ello, siendo el uso de las estrellas los campos de Landolt el más adecuado. Igualmente, también es cierto que para hacer fotometría de variables es mejor usar otro tipo de software más específico. Será cuestión de probar pero, de entrada, esto promete.