miércoles, 5 de diciembre de 2012

Triste realidad...

Pues eso, poco más se puede decir...

(C) Forges (EL PAÍS)

1 comentario:

Francisco Soldán dijo...

Como la vida misma...pues sí.
;-)