viernes, 29 de junio de 2012

Retomando el placer de las dobles

Durante los últimos meses ha podido dar la sensación de que me he cambiado de chaqueta. Casi todas mis últimas entradas han ido dedicadas a estrellas variables. Eso no significa que no estuviera trabajando con mis queridas dobles, qué va. Los que ya se hayan pasado por El Observador de Estrellas Dobles habrán descubierto que estaba inmerso, junto a mis queridos amigos Antonio Agudo y Rafa Benavides, en un ambicioso proyecto de localización de nuevas binarias con movimiento propio común que me ha absorbido mucho tiempo, muchísimo. Es decir: que aunque no estuviera observando dobles, sí estaba trabajando con ellas.


No obstante, es cierto que mis últimas sesiones de observación se han dedicado a variables. Es lo que tiene disponer de un observatorio: hay más noches de observación y, por tanto, uno puede disfrutar de más campos de trabajo que siempre le han atraído; y las variables me atraen, como sabrán los lectores más fieles de este blog. Aunque todavía no hemos comentado nada públicamente, el referido Rafa Benavides y yo estamos dedicando algunas noches a estudiar de forma conjunta algunas estrellas variables de muy corto período, las Delta Scuti (DSCT) en su versión HADS. Hemos obtenido resultados muy prometedores con los cálculos de los períodos y amplitudes en base a nuestras observaciones y seguiremos trabajando en ello.

Pero una vez pasada la vorágine de OED9, me ha apetecido recobrar la tranquilidad procesando dobles. No tengo perdón de Dios. Todavía almaceno en el disco duro portátil más de 100 estrellas abandonadas (doblemente abandonadas, en este caso) de Espin que tomé el pasado verano y que ya debería haber publicado. Espero poder hacerlo en el próximo número de El Observador. Y es que encanta procesar dobles. Realizar su astrometría, calcular theta y rho, realizar una labor casi detectivesca con cada par. Es casi una terapia. Y yo necesitaba regresar a ella.

Estando en esas circunstancias, me topé con un par de lo más pintoresco: ES  202AO. Reconozco que cuando tomé las imágenes CCD el ya lejano 10 de agosto de 2011 no reparé demasiado en la curiosa denominación de esta doble abandonada de Thomas Espin ("AO"). Pensé que tenía que ser un sistema múltiple de los más extensos que me había topado. Pero nada más. Fue el otro día al procesar el sistema cuando me di cuenta de que no es que fuera extenso, es que era extensísimo: 15 componentes. Toma ya. Espin pasó por allí en 1905. Y catalogó nada menos que 7 componentes del sistema (si bien es cierto que algunas las fue incluyendo en otras visitas al mismo sistema, hasta 1926). Pero es que mucho después, H. A. Abt ha ido incluyendo nuevas componentes hasta conformar un sistema realmente "poblado".

Medir este tipo de dobles es siempre complejo. Son tantas las componentes que realmente hay que dedicar un buen rato hasta aclararse cuál es cada una. Aladin ayuda mucho a ello, claro está. Pero en esta ocasión tuve que hacerme un croquis para orientarme y poder situar a cada en su sitio. Os adjunto esta "carta celeste" fabricada a tal efecto para poder entender bien la complejidad del mismo. Debajo os pongo la imagen de Astrometrica con la identificación de cada componente. De locura.



Es evidente que un sistema así sólo puede deberse a una verdadera carambola estelar, si bien siempre cabe la posibilidad de que exista una verdadera relación física entre este animado grupo de estrellas. Y en este caso gana la última opción. Estamos ante un verdadero cúmulo abierto de reciente catalogación: ADS 13292CL (catalogado como tal en 2006). Todas las componentes comparten un mismo movimiento propio (aunque discreto). Y eso me ha hecho recordar un viejo proyecto que tenemos en mente mi querido amigo Ignacio Novalbos (Nachete para los más cercanos) del O.A.N.L. de Barcelona.

El gran Ignacio Novalbos (cedida por el OANL Barcelona)

Hace tiempo descubrimos que nos apetecía estudiar dobles en cúmulos estelares. Él me ha tomado la delantera y buena prueba de ello es el artículo que ha publicado en el último número de El Observador de Estrellas Dobles. Muy interesante. Espero que algún día pueda responder a esa petición de trabajar conjuntamente, un hecho que, siendo con mi gran amigo Nachete, será, sin duda, un gran placer. Os invito a leer su artículo, es una delicia.



3 comentarios:

Rafa dijo...

¡Excelente entrada! Ya veo que vas a tener un verano de lo más entretenido midiendo neglecteds espinianas. ¡Genial! Y menuda cantidad de proyectos. ¡Eso es genial!

O.A.N.L. dijo...

Querido amigo, no sabes lo honrado que me siento de que me consideres tu amigo....y que hagas referencia de ello en tu blog, me honra doblemente.
El que es grande eres tu... No te olvides de que gran parte de la culpa de que yo me dedique a esto, es tuya.
Tus trabajos son un ejemplo a seguir. Es por eso que ya estoy deseando de que podamos ponernos a trabajar en serio con los cúmulos...

Un gran abrazo, hermano.

Nacho.

Antonio Agudo dijo...

Siempre con proyectos en mente. No le das un segundo de tranquilidad a la cabeza. Je je. Eso está bien.

¡¡Que interesante, y bonita, esa ES202AO!! ¡Qué disfrutes este verano con esas Espin!!

Un abrazo.