lunes, 20 de febrero de 2012

Crónica de una jornada para recordar

Como escuetamente anunciaba en mi anterior entrada, el sábado 18 de febrero viajé hasta Sevilla para impartir una conferencia en la Casa de la Ciencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) organizada por el animado e incansable grupo de astrónomos sevillanos que se agrupan en torno a varias asociaciones (Astronomía Sevilla y la Federación "Cielo de Comellas").

Imponente fachada de la Casa de la Ciencia del CSIC de Sevilla.
En la foto, a mi izquierda: Francisco Soldán y a mi derecha: Juan Jordano.

El pasado verano impartí una charla en la Reunión de Telescopios de Aficionados (RETA) de Monfragüe y allí José Antonio Pleguezuelo ya me avisó de que querían una conferencia similar para Sevilla. Tras unos meses, llegó la invitación formal y para allá que me fui sin pensarlo dos veces.

Es evidente que el tema de la conferencia giraría en torno a las estrellas dobles. Cómo no. Y dado que no quería repetir íntegramente los contenidos de aquella charla, mucho más informal, de la reunión de los cacharreros de Monfragüe, le di un aire nuevo y una visión más generalista; al final quedó una buena cantidad de material que organicé en torno a una conferencia que titulé: "La investigación sobre estrellas dobles en la astronomía amateur".

Portada de la presentación que empleé para ilustrar la conferencia

Impartir una conferencia en tan magno recinto cultural y científico, ante tan entusiasta y entendido público, es todo un reto que impone al más experto orador (y yo no lo soy, claro). No obstante, me armé de valor e intenté ofrecer una visión panorámica del tema respondiendo a los cuatro interrogantes que cualquier interesado puede hacerse sobre el tema: ¿Qué? ¿Desde cuándo? ¿Para qué? Y, no podía faltar, claro, el ¿Cómo? Para terminar ofrecía una puesta al día sobre cómo están las investigaciones amateur en España al respecto. Evidentemente, en dicha ponencia era imposible no mencionar los trabajos y proyectos, muchos compartidos, de mis queridos colegas doblistas. Por mis diapositivas desfilaron todos, con especiales menciones a Edgar R. Masa Martín, Francisco Rica, Antonio Agudo, Nacho Novalbos, Rafa Caballero... y, por supuesto, Rafa Benavides.

Nuestra querida "El Observador de Estrellas Dobles"
no podía faltar...


Por si fuera poco, días antes de la cita me habían comentado que D. José Luis Comellas tenía intención de acercarse a escuchar mis palabras, lo cual todavía ofrecía un interés mayor a mi viaje y, sin duda, era todo un honor... Hablar de estrellas dobles ante don José Luis... ¿qué más se puede pedir? Desgraciadamente, no pudo acudir al evento al estar convaleciente de una pequeña operación que le impide desplazarse fuera de su hogar. Desde aquí un fuerte abrazo al gran maestro, al que tanto debemos todos.

Pensando en su asistencia había planteado un arranque de la conferencia ofreciendo un pequeño homenaje a este insigne astrónomo. Sin duda alguna, se trata del astrónomo que más ha influido en mi vida astronómica, junto a Carl Sagan.


Antes que yo habían impartido una lección magistral, como colofón al curso de Astronomía que se estaba desarrollando, Leonor y Fernando, de Astronómadas, unos verdaderos apasionados de la ciencia y su divulgación, incansables observadores, que hizo de las delicias del público. También pude charlar con ellos un rato tras las conferencias y resultaron ser unas personas encantadoras y apasionadas. Fue un placer conoceros.


Algo que me sorprendió fue el elevado número de asistentes al acto, lo cual es un tanto a favor del grupo de astrónomos sevillanos y su capacidad de convocatoria.

El numeroso público asistente. A la derecha, de pie, Francisco Soldán
(¡gracias por todo, Paco!).

Al fondo, Rafa Benavides y Carlos Fernández no se perdieron detalle.

Tras la conferencia, hubo momento para tomarnos unas cañas con pescaítos en un famoso local cercano al Parque M.ª Luisa donde pudimos charlar de todo un poco, siempre con Plegue como animador. Qué grande es Plegue, un personaje irrepetible y encantador.

Plegue... ¡¡qué grande eres!! Charlando animadamente con
Carlos (izq.) y Rafa (dcha.).

Desde el punto de vista personal, acercarme a Sevilla tenía un aliciente más: allí podría coincidir de nuevo con mi gran, querido y viejo amigo Rafael Benavides, al que debo tanto. Aquella pizza de autor en una de las hermosas calles del precioso barrio de Triana ya forman parte de un hermoso recuerdo que conservaré mucho tiempo. ¡¡Qué rápido pasa el tiempo cuando se habla con Rafa!!

Viejos y nuevos amigos: con Rafa Benavides (izqda.) y Carlos Fernández (dcha.).

Pero es que, además, procedente de Jerez de la Frontera (Cádiz), quiso acercarse a conocernos el gran variabilista Carlos Fernández Rivero. Fue un verdadero placer compartir con él conversación, proyectos y una agradable comida con vistas al Guadalquivir (casi) a la sombra de la Torre del Oro. Gracias por venir Carlos, ha sido un verdadero placer y, espero, el inicio de una fructífera relación en la que, además de amistad, surjan interesantes proyectos en los que colaborar.


También resultó un aliciente añadido poder conocer al doblista sevillano Francisco Soldán al que, en gran medida, se debe mi asistencia a Sevilla. Gracias por tus gestiones y desvelos. Y por las fotografías, ya que buena parte de las que muestro aquí son de él. Un fuerte abrazo, Paco.

Desgraciadamente, otros compañeros que quisieron acercarse a compartir tan agradable jornada no pudieron por diversos motivos. Como Antonio Agudo, al que un inesperado problemilla se lo impidió (Antonio, te tuvimos en mente durante buena parte del día, ¡ánimo!), Paco Rica o Eduardo Fuentesal (del Gazpacho Galáctico). Un abrazo a todo ellos y gracias por mostrar interés, sois unos verdaderos amigos.

En resumen: bajo el sol sevillano y con unas temperaturas casi primaverales, disfruté mucho de un día excelente con viejos y nuevos amigos. Una jornada que, sin duda, no podré olvidar en mucho tiempo. Los sevillanos saben hacer y vivir estas cosas de una forma diferente. Muchas gracias por todo y, especialmente, por vuestra hospitalidad. Sabéis conseguir que la gente se sienta como en casa y yo, desde luego, así me sentí. Sois un grupo de gente encantadora que hace las cosas de esa forma que sólo los sevillanos sabéis. Un 10 por vosotros.


De regreso a casa pude disfrutar de un maravilloso atardecer en la Sierra de Feria.



11 comentarios:

Antonio Agudo dijo...

¡¡¡Qué envidiaaaaaaa!!!. Me como las uñas aaagh. Me cachis no poder ir.

Bueno, ya en serio. Estás que te sales macho, menudo ambientazo que hubo en la conferencia. Tuvistes que dejar a la concurrencia con la boca abierta.

Y después, las cañitas y la comida. Aaagh, eso no se debe contar, que nos dejas a los demás salibando como el perro de Pavlov.

Me alegro de que lo disfrutaras tanto.

Un abrazo.

Javier Piñero Fuentes dijo...

Hola Juan-Luis, me alegro mucho de que todo haya salido tan bien. Seguro que disfrutaste muchísimo. Una vez más, darte la enhorabuena por todo, ¡que grande eres!
Por cierto, bonito atardecer por las comarcas sureñas de Badajoz, muy relajante! jejeje

Un saludo!! ;)

Leonor Ana Hernández dijo...

Hola compañeroooo!!!!
Muchisimas gracias por esta maravillosa crónica de aquel día, fue fabulosa en todos los sentidos y sobre todo porque fue todo un placer poder conocerte más. Un fuerte abrazo
Leo

Leonor Ana Hernández dijo...

Hola compañero!!!!!! Muchisimas gracias por esta estupenda crónca, fue un día maravilloso para no olvidar y sobre todo porque me encantó tener la oportunidad de charla contigo y conocerte un poco más. Un fuerte abrazo y espero que nos veamos más a menudo.
Leo

Edgardo Rubén Masa Martín dijo...

Juan Luis!!!! Maravillosa crónica. Tal como lo cuentas parece que hemos estado allí. Sin duda un gran día para guardar en el sitio más especial que tengas. Felicitaciones por el éxito y por el reencuentro con los compañeros (y compañeras: Leonor, estás en todos los sitios, eres grande!!!)
Un fuerte abrazo y enhorabuena.
Edgar.

O.A.N.L. dijo...

Anda que no presumo yo de mis amigos...
Y de los que son como vosotros aun mas ;·)...
Un dia inolvidable para el ponente y seguro que tambien para la nutrida asistencia, que por lo que se ve en las fotos, tenias hipnotizada...jajajaja
Eres grande, muy grande...
Lo que yo hubiese dado por poder haber ido a daros un abrazo y hablar y hablar de dobles sin parar.
La cronica genial y las fotos, para enmarcar.

Un abrazo compañero.

Nacho.

Juan María dijo...

Que buena crónica compañero, está claro que mejor hubiese sido escucharte personalmente, pero al menos me haces llegar parte del evento a estas lejanas islas ;-)
Un saludo y a seguir así.

Juan-Luis Glez. Carballo dijo...

Gracias amigos, sois muy amables. A ver cuándo podemos montar algo para estar todos juntos, sería genial...

Abrazos y gracias de nuevo.

Rafa dijo...

Muchas gracias por la fantástica crónica, Juan-Luis.

¿qué podría decir que no se haya dicho ya? La charla estuvo genial y dejó impactado a más de uno, tanto es así que hay bastantes que ya están buscando nuevo telescopio para dedicarse a nuestras queridas dobles :-)

Toda la familia doblística estuvo "presente" de alguna u otra forma, Juan-Luis mencionó a todos y toda la labor que vienen desarrollando. De alguna manera todos "estuvieron" allí. (¡¡Mucho ánimo Antonio!!)

Pero lo mejor de todo fue compartir con Juan-Luis todos los buenos momentos (incluida la "bebida sagrada" ;-)), conocer en persona a tantos amigos como Carlos, Leo y Fernando, Paco Soldán, Juan Jordano, Francisco Cordero, etc y volver a ver, después de tanto tiempo, a otros muchos como Plegue, Isabel, María Reyes y tantos otros. Realmente estuvimos como en casa, algo totalmente lógico estando en Sevilla. :-)

¡Muchas gracias por ese fin semana tan inolvidable!

Carlos FR dijo...

Como Rafa, no sé que mas decir, gracias por invitarme y tener la oportunidad de haber estado allí. No conocía a nadie personalmente y no me sentí en ningun momento como un recién llegado. La charla fué fantástica, antes de la charla fantástico, y despues de la charla tambien, de modo que imagínate.

Te lo trabajaste bien y eso que salimos ganando todos. Espero que haya otra ocasión para encontrarnos y cuando sea, por supuesto que allí estaré.

A Rafael y a tí, con quienes pasé mas tiempo, a Jose Antonio Pleguezuelo, Francisco Soldán, y tantos otros que tan amablemente me habeis recibido, las gracias de todo corazón. Hasta la próxima.

Juan-Luis Glez. Carballo dijo...

Gracias también, Rafa y Carlos, por compartir esos momentos conmigo. Fue un placer estar con vosotros.

Abrazos.