sábado, 30 de abril de 2011

100 años sin Mahler (off topic)


Disculpad esta entrada que poco tiene que ver con la Astronomía. O sí. Como ya he dicho en muchas ocasiones, para mí la Música (con mayúsculas) y la Astronomía (ídem) se complementan perfectamente (más allá de las sinfonías de Herschel). Hay una especie de simbiosis maravillosa entre los cielos, los astros, la naturaleza y la música. Este pensamiento, más propio del Romanticismo de Friedrich, os aseguro que me acompaña muchas noches de observación.

Sé que algunos de los lectores de mi blog son apasionados de Bach. Al menos, así me lo han manifestado. Yo, consciente de que soy un poco "bicho raro" en esto, como en otras tantas cosas, prefiero el repertorio sinfónico del XIX. Y, desde hace ya más de una década, siento verdadera debilidad y pasión por este menudo hombre medio bohemio, medio austriaco (era casi lo mismo por entonces), que era todo nervio y todo energía.


Dentro de poco se cumplen 100 años de su muerte. Así que me apetecía hacer un pequeño y breve recordatorio de este genial músico que tan buenos momentos me ha dado.

Para aquellos que no lo conozcan y quieran iniciarse en él, permitidme dos recomendaciones. Un libro y una sinfonía.

El primero: el genial (e intelectual) ensayo de Norman Lebrecht: "¿Por qué Mahler?" (Alianza Música). Os cito un par de frases selectas: "Si hubiera un incendio, salvaría primero a los niños y después a mis objetos Mahler" y "Todos necesitan un punto de referencia. El mío es Mahler".


Y, en segundo lugar, una sinfonía. La primera, claro. Sinfonía n.º 1 en re mayor, compuesta en 1888. Con el sobrenombre de Titán. Un Mahler en formación, pero un Mahler que ya lo es. Atrapa; y es una buena introducción para las siguientes obras del vienés, más complejas e intelectuales. Todavía resuenan en mi cabeza los primeros compases de ese amanecer...

Al parecer, Mahler está de moda. O, al menos, sus movimientos lentos, con esos atrevidos e incomprensibles discos de remezclas que amputan obras que son un todo inseparable para el bien de las masas. No es un delito, claro, pero no es forma de escuchar la buena Música (¿se permitiría exponer un Rembrandt mutilado?). Gustav Mahler es mucho más que sus movimientos lentos. Te invito a conocerlo. Puede ser un viaje sin vuelta.

4 comentarios:

Miguel Rodríguez dijo...

Me parece muy bien que nos obsequies con estas entradas "off topic", nos enriquecen culturalmente a todos.

Yo con Mahler voy poquito a poco, tengo las sinfonías 4 y 5, no he seguido el orden secuencial jeje. La cuarta tiene un carácter amable, es la primera que me he oido de cabo a rabo, es apropiada para empezar. La quinta es mucho más solemne y dramática, naturalmente imapacta más.

Tengo intención de recorrer todas sus sinfonías. No se si conocerás una película biográfica sobre Mahler, creo que era austriaca, medio ficción medio documental, en que iban sobretodo desgranando la creación de cada una de las sinfonías, la época de su vida y el lugar. Me gustó la película sin estar nada iniciado en Mahler, mecachis, y no la he podido volver a ver.

Juan-Luis Glez. Carballo dijo...

¡Hombre Miguel! Me alegra leerte por aquí. Me alegra mucho, de verdad, que estés iniciándote en Mahler, creo que, a pesar de las dificultades iniciales que entraña este músico, a la segunda o tercera vez que se escucha te atrapa de forma irreversible. Eso creo, al menos.

La 4ª es impresionante, muy lírica. Y la 5ª... joder, la 5ª. Su cuarto movimiento, el Adagieto, es... indescriptible. Su uso en "Muerte en Venecia" tiene mucho que ver con el éxito de Mahler a partir de los 70.

Sobre la película... creo que sé a la que te refieres. De los años 70, ¿verdad? Es inglesa y la vi hace mucho. No la recuerdo especialmente, pero habrá que intentar volver a verla. ¿Puede ser esta? http://www.filmaffinity.com/es/film292790.html

Precisamente, en suplemento cultural de EL PAÍS de hoy mismo (Babelia) dedican la portada y buena parte de él al reciente éxito del vienés (de adopción).

Un saludo.

Miguel Rodríguez dijo...

Pues aquí andamos, me iré haciendo con las sinfonías, ¿qué versiones te han gustado más? muchas veces me freno comprando discos de clásica si no encuentro una grabación que me parezca un poco solvente en cuanto a orquesta y director. Para estas cosas soy muy mirado, porque si descubro una versión mejor de una obra me acabo comprando el disco y ya se me repite.

El siglo XIX no se puede dejar de lado, me voy abriendo paso. Pero es una centuria llena de cambios, y con Mahler ya tenemos un trasfondo de final del XIX y casi principios del XX, con una idiosincrasia muy particular, hay que tenerlo en cuenta para poder entrar mejor, y a la vez dejarse llevar dentro de la apuesta musical.
La película de la que te hablo también es de los 70, pero no se si va a ser esta, puesto que la vi en versión original, y era hablada enteramente en alemán, y de haber sido inglesa como esta se hubiera hablado en inglés. Veo, en efecto, que en los 70 hubo un boom de Mahler, seguramente por el uso de su música en "Muerte en Venecia" tal como comentas.
Saludos

JIII dijo...

Que entrada màs agradable u concisa. Me encantò!!