domingo, 21 de febrero de 2010

No es por ser pesado...

Pues eso. Que no quiero repetirme. Pero es que ha pasado más de un mes desde mi última entrada y la situación meteorológica no ha cambiado nada. Al contrario, va a peor. Los frentes no paran de arrasar el suroeste de la Península. Esta madrugada ha entrado el enésimo. Ahora mismo llueve a mares.

Hemos tenido un par de días de tregua, con el precio de una humedad terrible que hacía inviable cualquier observación. Echo de menos la primavera. El buen tiempo.

A veces todo se alía para que los planes no salgan adelante. Irónicamente estoy a la espera de poder estrenar la CGEM de Celestron que adquirí un poco antes de las lluvias. Y una plataforma-observatorio que me he construido en la azotea del edificio. Pero no, parece que la cosa no está por la labor.

Así que, como en el anterior post, me sigo preguntando: ¿hasta cúando?