lunes, 19 de julio de 2010

Astromartos

Ya anunciaba en la anterior entrada, que esta vez nuestra escapada habitual por tierras (y aguas) andaluzas tendría un colofón astronómico. Por fin he podido asistir, tras varios años de intentos fallidos, a Astromartos.

Aunque la valoración sobre el éxito o fracaso del cambio de fechas (hasta ahora siempre se había celebrado en agosto) compete exclusivamente a los organizadores, personalmente el mes de julio es más propicio para mí. Así que, aprovechando la feliz coincidencia de que podíamos conectar nuestra estancia playera con el inicio del este clásico encuentro astronómico, no me lo pensé dos veces y allá que me fui. Además, sería una buena oportunidad para difundir un poquito más el proyecto SEDA-WDS que acabábamos de lanzar.

Toda la suerte que tuvimos con las temperaturas de este caluroso verano en Mazagón durante los días de playa, se truncaron nada más atravesar las provincias de Sevilla, Córdoba y Jaén hasta llegar a Martos. Un calor insoportable. Y no es que en mi ciudad de residencia no haga calor, de eso sabemos un rato en Badajoz, es que me pilló completamente por sorpresa tras pasar unos días con los agradables 28º de la costa.

Lo primero que me sorprendió de Martos fue el hecho de encontrarme con una ciudad grande y con mucha vida. Me esperaba un pueblo más pequeño, pero no era así. Un bullicio veraniego (y de fin de semana) era palpable en el ambiente. Además, desconocía por completo que tuviera un casco histórico tan interesante y una topografía tan peculiar, con esa imponente peña que domina la localidad.

Las jornadas del sábado y el domingo resultaron muy agradables, tanto por las conferencias a las que pude asistir, como por el ambiente que reinaba entre los astrónomos asistentes. Me llevé una alegría al poder saludar de nuevo a José Carlos Millán (al que había tenido la suerte de conocer en el congreso de Córdoba), pero también por poner cara a muchos foreros de Hubble que nunca había visto (alexdonet, teteca, mikesnow, etiqi...).

Pero comprenderéis que, siendo un doblista, guarde con especial cariño el encuentro con dos grandes amigos con los que había intercambiado correos desde hacía años pero que no había tenido el placer de saludar personalmente; es el caso de Tacómetro/Ramón Palomeque o Almenara/Juan. Fue un placer conocerles y poder pasar con ellos buena parte de mi estancia en Martos (gracias Ramón por acercarme a Vado-Jaén, además). Dos grandes personas y enormes aficionados a los que me alegro mucho de haber conocido.

La experiencia ya queda guardada como uno de los momentos astronómicos más intensos que he vivido en los últimos meses. Gracias por vuestra amabilidad y hospitalidad, ha sido un verdadero placer.

No hice muchas fotos, pero aquí os dejo algunas instantáneas de aquellos momentos.

5 comentarios:

Miguel Rodríguez dijo...

Me alegro por la buena experiencia, un encuentro astronómico es un buen plan para las vacaciones.
Saludos

Rafa dijo...

Una pena no haber podido ir, seguro que lo pasasteis en grande. Tenía muy buena pinta el panel de SEDA, quedó muy bien :-)

Saludos

Alex dijo...

Excelente crónica Juan Luis, para mi y para el resto de compañeros de la Asociación Hubble es siempre un placer conocer a personas que, como tú, acercais la calidad humana y personal a AstroMartos. Fue un honor contar con tu presencia, ya sabes que tienes tu casa en Martos.

Un fuerte abrazo

Alejandro Donaire (alexdonet)

Juan María dijo...

Que envidia¡¡¡¡ (de la buena)

Un saludo compañero

José Carlos dijo...

Hola Juan Luis,

Me alegro de que te haya gustado. Ha sido un placer volver a verte de nuevo y contar con tu presencia en Martos.

Nos vemos el año próximo !!!

Ya hablaremos de SEDA...