miércoles, 19 de agosto de 2009

Algunas orbitales

Abstract | I show you my first orbital double stars observed.

A finales de julio, antes de que esta ola de calor nos tuviera derretidos, pude dedicar una noche de observación a capturar algunas estrellas dobles orbitales. Os diré, con algo de rubor por mi parte, que se trata de las primeras orbitales que he observado con la CCD. Lejos quedan ya aquellos años de aprendizaje con la webcam en los que hice mis pinitos con estas interesantes estrellas.

Pues bien, con todo el equipo preparado, la noche del 25 de julio la dediqué a obtener imágenes de cuatro estrellas binarias orbitales, justo después de haber obtenido la imagen de Júpiter con la mancha oscura tras el impacto de "algo" que presenté en el blog hace poco. No las elegí por ningún motivo especial; como siempre, quería estrellas cuya separación no supusiera ningún problema para la configuración de mi equipo. La noche fue provechosa y pude traerme a casa más de 400 capturas de estas estrellas que, posteriormente, fueron procesadas por el método habitual. No obstante, la separación de alguna de ellas me obligó a usar Reduc frente al software habitual que uso para pares más separados (Astrometrica).

Os mostraré en primer lugar a J868, catalogada por Jonckheere en 1907. Se trata de dos estrellas de magnitudes 12,42 y 12,62 (WDS). Tiene 19 medidas en el WDS y, según la última publicada (de 2006) estaban a 5,80" con un ángulo de 230º. Las efemérides del Sixth Orbit Catalogue del USNO la situaban en 2009 a 5,862" con un ángulo de 228,5º. Tras realizar el proceso de medición con Reduc obtengo 5,91" (0,048" de diferencia con respecto a la efeméride) y un AP de 229.4º (0,9º). Si observamos la órbita prevista en el Sixth Orbit Catalog, vemos que es todavía bastante preliminar ya que cubre un arco muy pequeño de la posible órbita de la secundaria. Se midió con Reduc empleando la utilidad Surface.

Esta es una de las imágenes obtenidas sobre las que realizaron las medidas. A continuación puede verse el par dibujado con la herramienta Math Image de Reduc.




Y esta es la órbita prevista por el WDS.



A continuación le tocó el turno a a WIR 1AB, orbital catalogada en 1941 por C. A. Wirtanen. Poseen magnitudes cómodas para trabajar con la CCD con cortas exposiciones (10,52 y 12,40), al tiempo que su separación es igualmente asequible. Según las efemérides del Sixth Orbit Catalog para 2009 deberían situarse a 5,485" con un AP de 84,6º. Yo obtengo, empleando el mismo método que la anterior, 5,44" (-0,045") y 83,92º (-0,68º). Las medidas parecen válidas. Al igual que la anterior (y a pesar de sus 51 medidas) la órbita es bastante preliminar.




En tercer lugar os mostraré a STF2863AB, catalogada en 1779 por F. G. W. Struve, también conocida como xi Cephei. Se trata de dos estrellas brillantes de magnitudes 4,45 y 6,40. Tiene 240 medidas en el WDS. No obstante, su amplia órbita, de 3800 años, hace que los 200 años y pico de observación sólo cubran una pequeña porción de la órbita, estando concentradas, pues, en un pequeño arco. Las efemérides para 2009 sitúan a las dos componentes a 8,328" con un AP de 274º. Yo obtengo con Astrometrica 8,32" y un AP de 274,8º.

Órbita extraida de la web de Richard Dibon-Smith

Observar estrellas tan brillantes con CCD trae consigo las consabidas molestias dado que las exposiciones tienen que ser de muy corta duración. No obstante, cuando el par es tan separado y por tanto medible con Astrometrica con bastante precisión, como es el caso de STF2863AB, jugando con los parámetros de "background" y "range" se consiguen milagros como el que veis en las dos imágenes de más abajo. En la primera, el brillo de ambas componentes aparecen uno sobre otro en esta exposición de 3 segundos. Tras ajustar los parámetros anteriormente citados, aparecen, como por arte de magia, perfectamente visibles ambas componentes. Los círculos verdes se corresponden con estrellas de referencia usadas por el programa para calcular las coordenadas de la placa.



La noche todavía dio para observar la cuarta orbital: STF2873AB, también catalogada por Struve en 1825. Posee 151 observaciones desde entonces y su brillo es algo más débil que la anterior (7,00 y 7,47), al igual que su separación, bastante cómoda. las efemérides para 2009 las sitúan a 13,741" con un AP de 66,2º. Yo obtengo con Astrometrica 13,74" con 66,8º, valores bastante aceptables. Viendo la imagen "en bruto" de este bonito par no es de extrañar que a mi hija le pareciera un "cacahuete" estelar. Una vez procesada se aprecian perfectamente sus componentes. Como puede verse en su órbita, es bastante preliminar por su largo período.

martes, 11 de agosto de 2009

Los impresionantes descubrimientos de Rafa Benavides

Abstract | I will report on the sensational discovery of Rafael Benavides.

Creo que todos los lectores de este blog conocen a Rafa Benavides. Por si hubiera todavía algún despistado, les remito a la semblanza que de él hice hace unos meses. Pero, en resumen, os recordaré que es un aficionado cordobés de Posadas, farmacéutico de profesión, que en sus ratos libres se dedica, entre otras cosas, a observar estrellas dobles. Y también a descubrirlas. Observando las imágenes que obtiene con su CCD ya ha descubierto varias. Pero, utilizando una metodología diferente, ha hecho "la madre de todos los descubrimientos": 150 nuevas estrellas dobles que comparten un mismo movimiento común por la galaxia. Sí, has leído bien: 150 nuevas estrellas que pasarán a engrosar el listado del Washington Double Star Catalog (WDS), administrado por el Observatorio Naval de los EE.UU. (USNO), que es el organismo encargado de este cometido.

Descubrir una nueva estrella doble es equiparable a descubrir un nuevo asteroide y, si me apuráis, un nuevo cometa. Es cierto que estos descubrimientos pasan más desapercibidos, quizá por ser menos espectaculares. No suelen salir en los medios. En este sentido, la afición a las dobles es menos agradecida que otros campos de la Astronomía. Pero, para el caso, es lo mismo: descubrir, catalogar, observar y medir nuevos cuerpos, ya sean del Sistema Solar o de la galaxia.

Pues bien, descubrir una nueva doble es algo muy grande. Pero descubrir 150 es algo que sobrepasa los límites de lo esperado en un aficionado. Y no es que haya descubierto 150 pares de estrellas juntitas, no. Es que todas ellas tienen relación física. Son verdaderas binarias.

Rafa descubrió este alucinante catálogo empleando el software Guide, de Project Pluto. Localizando pares conocidos se dio cuenta de que existían otros con vectores de movimiento común que no aparecían catalogados por ninguna parte. Uno se sumó a otro, y a otro, y otro... y así hasta ese sensacional número. En esta ardua labor fue recibiendo el apoyo de otros aficionados, como Francisco Rica, que se encargó de dar entidad astrofísica a los pares, y de otros conocidos amateurs, como Ramón Naves, Esteban Reina, Luis y Salvador Lahuerta o el mismísimo Julio Castellano (al que todos debemos maravillas como Fotodif), que colaboraron en la dura tarea de obtener imágenes de todos esas nuevos sistemas binarios.

Ya ha sido admitido para su publicación en el Journal of Double Stars Observations (JDSO, de la Universidad de Alabama del Sur) un artículo de 60 páginas donde se da buena cuenta de este descubrimiento. No conozco ningún otro artículo de estrellas dobles de similar tamaño y entidad. El catálogo de las BVD (las siglas de descubridor de Rafa en el WDS) está llamado a ser algo grande. Y los descubrimientos no cesan. En el próximo número de El Observador de Estrellas Dobles presenta algunos nuevos (por cierto, os recuerdo que la única revista en español dedicada a las estrellas dobles publica su nº 3 el próximo 1 de septiembre).


Este descubrimiento ha tenido su repercusión en los medios de comunicación. Tras un comunicado de Francisco Rica a través de la agencia EFE, diversos medios se han hecho eco del mismo (periódicos como ABC, Público, 20 Minutos... además de otros medios electrónicos). Igualmente, desde Radio Nacional de España han hecho hoy mismo una breve pero entretenida entrevista a Paco Rica y a Rafa Benavides. Os la dejo aquí por si queréis escucharla.




España parece ser una buena cantera para descubridores de estrellas dobles
. Existe toda una nueva generación de doblistas que están realizando importantes descubrimientos en este campo de trabajo. A la colaboración Pro-Am de alto nivel de Paco Rica (que está desarrollando un apasionante proyecto con el Instituto de Astrofísica de Canarias), se suman otras impresionantes aportaciones (en proceso de estudio) de Rafa Caballero, que en breve también tendrá un catálogo de descubrimientos de similares características al de Rafa Benavides. O los de Edgar Rubén Masa o, ya a pequeña escala y a menor nivel, el mío de CRB1 que ya os comenté anteriormente.

Ojalá esta época dorada del estudio de las estrellas dobles en España se perpetúe en el tiempo y sean cada vez más los observadores que se acercan a él.

Por mi parte, felicitar a Rafa Benavides. Gracias a él, a su humildad y maestría en esto de observar los cielos, sigue teniendo sentido dedicarse a escudriñar el firmamento. ¡¡Enhorabuena, maestro!!