domingo, 22 de marzo de 2009

Con H de Herschel: Florent Losse

Abstract | In this entry a new post on the "With H of Herschel" section, now dedicated to the great french amateur astronomer and software designer Florent Losse.

Cuando hace un par de años me decanté por hacer observaciones sistemáticas de estrellas dobles, tenía claro que quería hacerlo a través de imágenes digitales. Los oculares micrométricos, que tan buenos resultados dan en ciertos casos, o los micrómetros de fabricación casera quedaron pronto fuera de mis expectativas por diversos motivos, fundamentalmente por mi torpeza en todo lo que tenga que ver con el bricolaje.

Como ya he dicho antes en varias ocasiones, mis pinitos fueron con una webcam. Y, tras indagar un poco por la red, todas las respuestas conducían a un mismo punto: la mejor herramienta para medir estrellas utilizando imágenes digitales es, sin ningún género de dudas, un software mundialmente conocido como REDUC. Siguiendo con las indagaciones descubrí con asombro que ese programita era gratuito y que lo había diseñado un amateur francés que gozaba de cierto prestigio más allá de Francia: Florent Losse. Desde ese momento, los trabajos de Florent (magistralmente documentados en su web HSOAF) han sido para mí una fuente de enseñanza e inspiración para aprender y continuar investigando en el campo de las estrellas dobles.

Sólo con echar un vistazo a la referida web de Florent saltan a la vista dos cosas: su innata capacidad para la divulgación de sus métodos y técnicas (su tutorial de Reduc y sus manuales de observación de estrellas dobles son antológicos) y su pasión por la investigación en el campo de las dobles. Sin ningún género de dudas, cualquier aficionado a este campo tiene como cita obligada una detenida lectura de sus trabajos.

Nada más empezar en este campo, tuve la suerte de contar con el trato familiar y cercano de Florent. Siempre se mostró dispuesto a ilustrar con ejemplos y trucos las enormes dudas de un neófito en estas cuestiones; con el tiempo, las charlas electrónicas con Florent se han hecho frecuentes e ineludibles: es un tipo simpático y cercano.

Pero, ¿quién es Florent Losse? Cuando uno le conoce un poco se da cuenta de que hay algo más que REDUC. Sin duda. Por ejemplo: un infatigable constructor de telescopios. Como suena. Y empezó pronto: cuando tenía 10 años se construyó el primero, un enorme y pesado refractor con una lente de 3 o 4 cms., a estas alturas no recuerda bien. El tubo era realmente una caja cuadrada. Según comenta, quizá de ahí le viene la costumbre de construir "telescopios cuadrados". Tras aquellos inicios pasó por otros comprados (un refractor adquirido con sus ahorros y el clásico reflector de 115/900 que muchos hemos tenido también). Pero en 1992 le entró de nuevo la fiebre del bricolaje y se fabricó una excelente reflector de 200 mm. con el que ha hecho la mayoría de sus observaciones y descubrimientos. Con él y con una webcam. Para hacer grandes cosas no necesitó más herramientas.

Actualmente trabaja, ya le queda poco, en la puesta en funcionamiento de un verdadero Leviathán... un enorme reflector de 400 mm. Cuando lo ponga en marcha no habrá par que se le resista y sus investigaciones ganarán en profundidad y calidad, aunque parezca increíble.

Vive en una pequeña localidad situada a unos 50 kms. al sur de Burdeos. Allí goza de un buen jardín (¡qué envidia!), así que dispone de un observatorio privado con techo corredizo. Basta echar un vistazo al tamaño de sus equipos para comprender que un telescopio así tiene que estar bajo techo, de lo contrario... necesitaría tantos operarios como Sir William Herschel para poder trabajar. Y es un observador afanado: en cuanto ve un hueco entre las nubes ya está abriendo el observatorio. Y eso ocurre unas 120 noches al año, lo cual no está nada mal. Muchas veces se va a trabajar habiendo dormido sólo dos horas. Pero la astrofilia le puede. Su localidad posee clima oceánico, no es el mejor para observar, desde luego. Para más inri, al estar cerca del río Garona, las nieblas son frecuentes. Pero cuando aparece el anticiclón de las Azores, tan deseado por todos los astrónomos de Europa occidental (los españoles también, ¿verdad?)... es momento de abrigarse y comenzar a disfrutar con los cielos despejados.

A pesar de ser uno de los más prolíficos y expertos observadores de la "escuela francesa" (que ya de por sí, es una de las más importantes del mundo, si no la primera), conserva bien claros sus orígenes observacionales y el placer por la observación. Preguntado por si tiene alguna doble especial, una favorita, responde sin dudarlo: "¡Por supuesto! Épsilon Bootis (Izar), también conocida como Pulcherrima, que reflela bien su nombre; es la doble más hermosa del firmamento".

Es miembro de la Sociedad Astronómica de Francia (SAF) una verdadera institución científica y de investigación donde los amateurs como él tienen mucho que decir. De hecho, es co-editor de su revista "Observations & Travaux", donde aparecen frecuentemente mediciones de estrellas dobles. Todo ello fruto de un nutrido grupo de doblistas galos que mantienen muy alto el listón que otros astrónomos anteriores dejaron para la posteridad; baste recordar a Jonckheere o el mismísimo Paul Couteau (los "J" y "COU" del WDS). Gracias a este último de forma especial, el nivel de los trabajos sobre estrellas dobles es Francia es muy grande, de tal manera que los más avanzados amateurs pueden observar, a veces, en los grandes refractores del Observatorio de Niza. Debe ser una gozada ver a Izar a través de las lentes de 50 y 76 cms. de ese observatorio. Las fotos de Florent que ilustran este artículo son, precisamente, de allí.


REDUC, el software esencial para medir estrellas dobles es una joya. Lo mantiene, actualiza y distribuye de forma desinteresada. Desde que lo puso en marcha, allá por el 2000, ha recibido peticiones de 22 países y de casi 250 observadores para utilizarlo. Y quien lo ha hecho sabe que es una herramienta poderosa: permite medir dobles poco separadas que otros programas más potentes son incapaces de resolver. Y si lo "fabricó" fue porque tenía la misma necesidad que yo mismo experimenté cuando me dispuse a analizar mis primeras imágenes de dobles con webcam: tengo bonitas imágenes... y esto... ¿cómo lo mido? Tras ver los resultados que obtenía con aquella primera versión decidió que tenía que contárselo a los demás aficionados de este increible mundo de las dobles. Es de agradecer iniciativas desinteresadas de este tipo. Muchas veces me he preguntado qué haríamos sin este programita.

El nuevo equipo de Florent.Todavía no está operativo. Un reflector de 400 mm. que tiene adosado su "pequeño" reflector de 200 mm. y un refractor. Todo ello soportado por una robusta montura ecuatorial inglesa. Y de fabricación casera. ¿Qué hará cuando tenga a pleno rendicimiento este telescopio?

En el WDS aparecen tres referencias suyas como observador y descubridor de dobles, todas ellas publicadas en "Observations & Travaux". Sus iniciales: LOS. Sin embargo, se muestra asequible y también ha colaborado con revistas españolas, como AstronomíA o, más recientemente, "El Obervador de estrellas dobles", con un artículo lleno de consejos y útiles trucos para hacer más exitosas las observaciones con webcam o CCD.

La verdad es que uno está encantado con poder cartearse y realizar proyectos conjuntos con gente como Florent. Una persona accesible que es, al tiempo, un verdadero experto en el campo que tanto nos gusta: las estrellas dobles.

¡¡Gracias Florent por Reduc!! Gracias por ser una persona abierta y colaboradora. Todavía tenemos mucho que aprender de ti.

domingo, 15 de marzo de 2009

Aprendiendo a hacer fotometría con FOCAS

Abstract | I present my first photometric measures with my CCD and the software FOCAS

Uno no termina nunca de aprender cosas nuevas. Y si hablamos de Astronomía, con más razón. En estos dos años que llevo dedicados a las estrellas dobles he seguido un proceso de aprendizaje continuo y apasionante. Desde obtener mis primeras y rudimentarias imágenes de dobles con una simple webcam hasta poder realizar astrometrías de pares mediante el uso de una CCD. En el medio: manejo de programas especializados, localización de pares olvidades, manejarme por entre los catálogos profesionales, usar herramientas online para buscar placas fotográficas de surveys históricos... en fin, lo suficiente como para llenar todos y cada uno mis ratos de ocio dedicados a la astropasión (o astrofilia, que diría el gran astrofotógrafo planetario Jesús R. Sánchez). Afortundamente, y permitidme la pedantería newtoniana, lo he hecho a "hombros de gigantes": siempre he tenido a mano la sabiduría y pacientes enseñanzas de la flor y nata de la astronomía amateur española (y de más allá).

Pues bien, después de este rollo inicial, voy al grano. Una de las cosas que nunca me había atrevido a realizar era la fotometría de las estrellas dobles que estudiaba; generalmente me conformaba con los valores que obtenía en el WDS o a través de los catálogos profesionales. No obstante, pronto me di cuenta de que los datos que aparecen en el WDS, especialmente de las estrellas abandonadas, son en ocasiones bastante inexactos. Sin embargo, fue a raíz de mi captura de la estrella secundaria de LDS4222 con magnitud que superaba la 18ª cuando me picó el gusanillo de adentrarme en este complejo, al menos por el momento, mundo de la fotometría de estrellas dobles.


Y debo decir desde un principio que Rafa Benavides llevaba ya una temporada intentando converme para que me metiera de lleno en este campo. Él lleva tiempo estudiando dobles a través del uso de un software amateur made in Spain que utiliza el potencial de Astrometrica para medir el brillo de las estrellas de forma precisa. Me refiero a FOCAS.

FOCAS (Fotometría con Astrometrica) es un software que se apoya en las medidas de Astrometrica para obtener datos fotmétricos de las capturas CCD realizadas por un amateur. Fue desarrollado por Julio Castellano y se emplea de forma masiva por observadores de cometas para sistematizar las observaciones que se realizan, especialmente desde la lista de observadores cometas_obs. Los resultados que obtienen estos observadores son alucinantes.

Antes que nada hay que recordar que para realizar fotometría (ya sea de cometas, asteroides, estrellas variables y dobles) es necesario utilizar filtros fotométricos. Los hay de varias clases y su principal cometido es sistematizar las observaciones de tal manera que la diferente respuesta de cada CCD no desvirtue los resultados obtenidos. Existen unos sistemas fotométricos definidos en función de las diferentes bandas existentes (V, B...). Los que más se suelen emplear, especialmente para el campo de las estrellas variables, es el V.

Los cometólogos necesitaban, desde hacía tiempo, un método para sistematizar los resultados empleando CCD y sin el uso de filtros fotométricos. Y así apareció FOCAS, un revolucionario sistema de fotometría multiapertura que tan buenos resultados está dando. Tanto que hasta es empleado por variabilistas. No me explayaré más en la explicación de este fantástico programa porque existen otras webs donde se hace de forma mucho más clara.

Existen dos formas de realizar fotometría: la absoluta y la diferencial. La segunda lo que hace es medir el brillo de una estrella -o cometa o asteroide- en comparación a otra u otras que no poseen variación de brillo conocida. Este método es muy empleado por los amateurs por su rapidez y versatilidad. La absoluta requiere de un proceso más complejo y empleo de sofisticados programas específicos (aunque cada vez son más los que muestran un doble uso astrométrico y fotométrico, como Astroart...) y mide la magnitud exacta de un objeto en un momento determinado.

Pues bien, empleando FOCAS se puede obtener la fotometría absoluta de una estrella doble con bastante precisión. He de recordar que con este trabajo no se pretende sustituir el método estándar, que requiere de muchas calibraciones y del empleo de un filtro fotmétrico, pero, tal y como me demostró Rafa Benavides, se pueden obtener resultados espectaculares con una precisión que mejora, en mucho, algunos de los valores que vemos en el WDS. Comentaré brevemente mi experiencia en este sentido.

En primer lugar hay que obtener una serie de capturas de un par. Cuantas más, mejor. Con ello se consigue una adecuada relación señal-ruido (RSR) y que aparezcan muchas estrellas (si las hay) en el campo estelar obtenido. Yo aplico darks a estas sumas de imágenes (lo ideal sería aplicar también flats pero, por el momento, no lo hago).

A continuación proceso la imagen con Astrometrica como he hecho siempre: le hago su astrometría pero usando el catálaogo CMC-14 por ser uno de los que ofrece una mejor fotometría; además, está disponible on-line (cuando se quiere hacer astrometría son más recomensables el UCAC2.o el USNO-B 1.0). El CMC-14 es muy limitado, ya que no cubre buena parte del firmamento; por ello, en ocasiones es necesario utilizar el USNO A2.0. Igualmente, selecciono la banda V en Astrometrica (los cometólogos suelen usar la R). Una vez identificada debidamente las dobles objeto de estudio es momento de pasar a FOCAS.

Al abrirlo se selecciona la imagen objeto de estudio (o imágenes) y tras dar a "Procesar" muestra un estudio fotométrico detallado de todas las estrellas que aparecen en el campo y que son válidas, según su criterio, fotométricamente hablando. Además, muestra información sobre la RSR, el error, la magnitud del fondo del cielo...

En el ejemplo que adjunto os muestro la estrella que usé como prueba: la HJ717, una neglected que observé el pasado 22 de febrero. Posee una separación de 15.8" y un AP de 36.6º. Según el WDS sus magnitudes son: 9.72 y 12.4. Sólo poseía dos observaciones: una de 1820 y otra de 1905. Además, seleccioné y nombré otras dos estrellas cercanas (no dobles) para tener más parámetros de comparación (las denominadas star1 y star2).

Captura de la pantalla de Astrometrica tras procesar la imagen.
Detecta 93 estrellas, de las cuales 50 pueden ser válidas.
También muestra las diferencias obtenidas en la astrometría en AR y Dec.
La doble HJ717 está en el centro y las dos estrellas añadidas son la star1 y star2.

Pues bien, tras realizar su estudio con Astrometrica obtuve una buena batería de estrellas válidas como referencia astrométrica y fotométrica: 50 (según el criterio de este programa). De ellas, FOCAS sólo tuvo en cuenta 29, de las cuales sólo 21 resultaron válidas para la fotometría. Y los resultados obtenidos fueron sorprendentes. Para ello hay que contrastar los datos con los de un catálogo de referencia por su fiabilidad astrométrica, el Tycho, por ejemplo. Tiene la enorme pega de que sólo llega hasta la magnitud 11-11.5, lo cual limita mucho la posible comparación.

Datos del catálogo Tycho (obtenido de VizieR) con las estrellas de la zona.
La componente A de HJ717 es la nº 1, la star1 es la 3ª y la star2 es la 2ª del listado.


Adjunto tabla de resultados:


La estrella B no aparece en el Tycho por ser más débil de lo que alcanza su rango. Aún así, analizando la fotometría JHK que ofrecen otros catálogos parece ser consistente con los resultados obtenidos.

Ya me ha advertido Rafa Benavides que los resultados no siempre cuadran tan bien, pero bueno, como prueba inicial no está nada mal. Ahora conozco el funcionamiento de una herramienta interesante que puede completar mis estudios de estrellas dobles. Sorprendente lo que puede hacer un aficionado con su pequeño equipo. ¿Os imagináis todo esto hace... ¡¡1o años!!?

Por decir algo negativo de todo este proceso, sólo puedo añadir lo costoso que es encontrar una imagen "medible" con FOCAS porque requiere de al menos 10 estrellas válidas fotométricamente hablando, mucho más exquisito que para la astrometría. Y en muchas tomas de dobles eso es imposible trabajando a mucha focal. Por otro lado, es comprensible: es un programa fabricado a la medida de los observadores de cometas, que suelen trabajar con menor focal. Empleando mi reductor de focal y en zonas ricas de estrellas pienso usarlo siempre que pueda.

Por último, según se desprende del estudio fotométrico realizado, la magnitud del fondo del cielo es de 19, lo cual, según me dicen, no está mal.

¿Qué os parece?

jueves, 12 de marzo de 2009

¡¡Estoy en el WDS!!

Abstract | My name appears in the WDS Catalog finally. Mr. Brian Mason has updated this catalog with the measurements published in the first issue of OED, so now I have my own observer/discoverer code: CRB.

Hace poco comentaba que, gracias a las gestiones de mi compañero Edgar Masa, las medidas publicadas en El Observador de Estrellas Dobles fueron aceptadas por el Washington Double Star Catalog, la biblia de las observaciones de estrellas dobles. Pues bien, hace un par de días Rafa Benavides nos comunicaba que Brian Mason, administrador del citado catálogo, ya había incluido las astrometrías publicadas en el nº 1 de nuestra revista. Así que, por primera vez, ¡¡salgo en el WDS!! Me han asignado como código de observador/descubridor CRB, por mi segundo apellido (Carballo), los anglosajones siempre se hacen un lío con nuestros dos apellidos y me da que piensan que el primero forma parte del nombre... en fin, que hasta queda bien; una de mis constelaciones favoritas siempre fue Corona Borealis, cuya abreviatura es CrB (quizá por todo el tiempo que me tiré observando a R CrB en mis tiempos de variabilista).

No os puedo negar que esta noticia me ha alegrado mucho. Formar parte de un listado de observadores/descubridores en el que están William y John Herschel, Espin, Struve y demás cuadrilla... pues eso, que emociona.

Ya sólo me queda aparecer no sólo como "medidor" de estrellas, sino también como descubridor de dobles. Espero que la CRB1 no se demore mucho...

Gracias Edgar por las gestiones, y gracias Rafa por tan buena noticia (otra más). Vaya semanas que llevamos. Tengo dos buenos compañeros de aventura.

PD: Al mismo tiempo, el que OED aparezca como publicación de referencia en el WDS la incluye, definitivamente, en la primera división de las revistas especializadas en este tema. Y se cuentan con los dedos de una mano a nivel mundial... (aprovecho para decir que ya estamos trabajando en el nº 2 y que, si todo va bien, estará colgada en la web a primeros de mayo; los contenidos prometen, espero que sea seguida/descargada como el nº 1; en ese caso habremos hecho mucho por consolidar esta iniciativa).

lunes, 9 de marzo de 2009

¡La Décima Esfera cumple un año!

Abstract | Today is the first birthday of "La Décima Esfera"

Pues sí, hace hoy un año comenzó esta aventura personal de publicar un blog dedicado a mi pasión astronómica. Como se dice siempre, el tiempo vuela y me parece que fue ayer mismo cuando daba los primeros pasos para la creación y diseño de este humilde espacio de la blogosfera. Para mí está siendo una aventura gratificante y educativa.

Transcurrido un año, el resultado es prometedor. Casi 3000 visitas de todas las partes del mundo (evidentemente, más de España y América Latina) en 12 meses, lo cual hace una media de más de doscientas al mes. No está mal para los propósitos que me planteaba aquel 9 de marzo de 2008. Tenemos que tener en cuenta que, además, se produjo un largo parón estival en el que no pude actualizar el blog ni contaros ninguna historia durante casi 3 meses. En estos 365 días he publicado 37 historias y he recibido 102 comentarios sobre ellos.

En fin, que me alegro de haber tomado la decisión de sacar adelante esta inicitava y espero poder atenderla durante muchos años más... si además entretengo a alguien... pues mejor.

martes, 3 de marzo de 2009

Nuevas medidas de estrellas abandonadas

Abstract | New measures of neglected double stars.

Entre que el invierno está siendo como los de antes, llenos de lluvias e inestabilidad, y que estoy teniendo más trabajo del habitual... el blog estaba cogiendo telarañas. Por fin he dedicado buena parte de la tarde a procesar algunas de las estrellas que he podido observar en los últimos huecos entre las nubes y presentarlas en sociedad. Se trata de cinco pares, cuatro de ellos neglected. Además, uno de ellos supone todo un reto: alcanzar la magnitud 18ª en una estrella doble es siempre costoso, pero creo haber obtenido resultados coherentes.

Procesar imágenes CCD de estrellas dobles es trabajo lento y tedioso... primero hay que observar cada toma individualmente (de cada estrella vengo tomando, si las condiciones lo permiten, unas 50 capturas que oscilan entre los 2 y los 10 segundos cada una, según el par que se trate); a veces alguna hay que descartarla... una vez hecho esto hay que sumar varias tandas de imágenes para conseguir unas 4 o 5 tomas definitivas. Luego hay que hacerles la astrometría a cada una de ellas, promediar los resultados, darles un toque "cosmético" para hacerlas más presentables... en fin, que cada par se lleva su ratito.

Hoy empezaré comentando la primera neglected de aquella noche: HJ 717, descubierta por el gran John Herschel, hijo de William. Sólo había sido observada dos veces, la primera en 1820 por John, la segunda en 1905 (¡¡hacía 104 años que nadie la observaba!!). Se trata de dos estrellas brillantes separadas por 15.8" y con un ángulo de 36.6º, bastante diferentes de lo que aparece en el WDS, si bien, teniendo en cuenta lo lejano de esas observaciones, es comprensible. Estas medidas son el promedio de 5 tomas que a su vez son el promedio de 10 en cada una de ellas. La desviación obtenida en theta es de = 0.5º y de rho = 0.04".


Después le toca el turno a ES1231AC. La AB es imposible de captar por mi equipo ya que está a poco más de 1" de separación... Tan sólo fue medida por Espin en 1913, fecha en que fue catalogada como nueva doble. Entonces estaba a 9º y a 14.1"; mis medidas la sitúan actualmente a 18.4º y a 18.2". La diferencia es más que significativa, debido al "rápido" desplazamiento de la componente A que hace que se separe cada vez más de la compañera. Se trata de un par fácil, compuesto por dos estrellas de magnitud 9 y 11.4, siendo la principal una amarillenta del tipo F8.


A continuación la tercera neglected de la noche, POU3140. Aquí las magnitudes bajan bastante; se trata de dos interesantes y fotogénicas estrellas observadas por primera (y única) vez en 1898; entonces estaban a 222º con una separación de 7.9"; sus magnitudes según el WDS: 13 y 13.4. Pues bien, mis medidas dan 211.1º a 9.3". Personalmente, creo que son una magnitud, más o menos, más débil de lo marcado por el WDS. Aunque no utilizo filtros fotométricos, creo verlas más débiles.


Finalmente, vino el reto de la noche: LDS4222. Tienen una separación cómoda: 12" según el WDS para una medida de 1960 (la única realizada de esta estrella). El problema... la secundaria tiene magnitud 18. Era consciente de que me sería imposible captar esa estrella, sobre todo teniendo en cuenta que la principal era de la magnitud 13ª (13.06 para ser más exactos). Así que un tanto escéptico tomé las 50 capturas de costumbre, en este caso de 10 segundos cada una. En la pantalla del portátil no veía la componente B, desde luego.


Al llegar a casa sumé series de 10 capturas y creía intuir la débil estrellita. Me decanté por hacer sólo 3 sumas de 15 capturas cada una... y os juro que apareció la estrella, eso sí, tres o cuatro tristes píxeles que a duras penas captó la CCD. Sin lanzar las campanas al vuelo me puse a medir y a promediar. Las medidas de cada toma definitiva coinciden sorprendentemente, así que realmente esos píxeles deben ser de la componente B. Cuando promedio obtengo estos resultados: 222.3º a 10.7" (el WDS publica, para 1960: 225º a 12". Para asegurarme aun más me voy a Aladin (¿qué haríamos sin esta joya?) y observo que se aprecia un ligero movimiento del par en los últimos 50 años... en definitiva, que creo que mis medidas pueden ser perfectamente válidas... ante mi asombro, he conseguido medir una estrella de magnitud 18 con un humilde C8 y una CCD Atik. ¡¡Bien!!


La pega es que al pasar el fit a jpeg se pierde toda la gracia de la captura y la B prácticamente no se ve. Pero está ahí, os lo juro.

Finalmente, esa noche también estudié otra estrella que andaba cerca: ES2646, muy fotogénica también y muy sencilla (magnitudes 8.9 y 12.5 según el WDS -a mí la secundaria me parece más débil-). Tras realizar los oportunos procesos obtengo 342.2º y 9" (redondeo de 8.962"). Tan sólo tiene tres medidas desde 1911 (la última en el 2000).


La noche no daba para más. El cielo presentaban un aspecto cada vez más neblinoso y la humedad empezaba a hacer mella en el equipo. Por cierto, esa noche estrené un nuevo artilugio en el telescopio: un parasol que me construyó mi padre hacía unas semanas con un material muy rígido pero ligerísimo. El resultado es excelente; estoy seguro de que esa noche sin él mi observación hubiera durado muy poco...



Aún así me animé a capturar una galaxia que no pillaba lejos: M51, famosa como ella sola. No suelo hacer muchas fotos de cielo profundo, pero ¡¡estaba tan cerca!! Así que hice esta cosa que seguro hace reír a los expertos postaleros, pero bueno, de forma testimonial la presento. Es la suma de 10 tomas de 15 segundos cada una. Le resté los correspondientes darks. Tiene demasiado ruido, pero hay por ahí estrellas que rondan la 18ª magnitud.


La tarde anterior pude darme el habitual paseo campiñero-campestre. Esta vez tocaron dólmenes. Mi pueblo está plagado de ellos, de hecho posee la mayor aglomeración megalítica de la Península. El conjunto continúa en Portugal. Este que os enseño es el de El Mellizo, en las cercanías de la aldea de La Aceña.