domingo, 23 de marzo de 2008

¡Qué bonitas son las vacaciones!

Llevaba semanas preparando cartas de dobles, equipos, haciendo planes... todo para disfrutar de la observación astronómica en estos días de vacaciones de Semana Santa. Iba a irme a mi pueblo, Valencia de Alcántara (Cáceres). Peeeeero... llegó la borrasca y se fastidió el invento.

Ni una sola noche despejada, lluvia, frío y mucho viento.

Esta es la única foto que he podido hacer.


¿Alguien decía algo de Murphy?

¿Os ha pasado lo mismo?

miércoles, 19 de marzo de 2008

Mi hija me regala el Sistema Solar

Dada la enorme capa de nubes que cubre los cielos extremeños y, por tanto, la sequía de observaciones astronómicas que os pueda contar, la cosa va de off-topics. En esta ocasión quiero enseñaros algo que me llena de orgullo, como padre y como aficionado a la Astronomía.



Ayer por la tarde mi hija me obsequió este precioso dibujo del Sistema Solar. Están todos: Mercurio, Venus, La Tierra... hasta Plutón. A mi hija no le ha sentado nada bien la nueva clasificiación de la UAI sobre las categorías plantearias. El mejor: Júpiter y sus bandas nubosas.

Hay que decir que mi pequeña Lucía sólo tiene 3 años.

No obstante, hace ya un año y pico que me pregunta por la Astrnomía y los telescopios. Esta foto es de hace dos veranos. Ahora está muy cambiada. Y mucho más grande. Pero igual de morenita.



Ha muerto Arthur C. Clarke

Acabo de leer en la prensa digital que ha fallecido, a los 90 años, Arthur C. Clarke.



Nacido en Somerset (Reino Unido) en 1917, desde pequeño sintió fascinación por la Astronomía. Se dice que de pequeño realizó un completo dibujo de la Luna valiéndose para ello de un pequeño refractor. Además de servir con honores en la RAF durante la Segunda Guerra Mundial (como experto en radares), se licenció con honores en Matemáticas y Física en el King's College de Londres.

Desde 1956 vivió en Sri Lanka, antigua Ceilán, donde, al parecer, desarrolló una auténtica pasión por el submarinismo y la cultura hindú.

Es mundialmente conocido como autor de ciencia-ficción. Sus obras, que han tenido desigual acogida, han sido llevadas al cine en alguna ocasión, siendo la más célebre la apasionante "2001: una odisea del espacio", del gran Stanley Kubrick, uno de los pilares del género; algunas de sus secuencias las tenemos todos grabadas en nuestras retinas. Máxime si se piensa que fue rodada en 1968.

Otras obras destacadas de Clarke: "Fuentes del paraíso" (1979) o "Cánticos de la lejana Tierra" (1986) que, por cierto, mereció la atención de Mike Oldfield en una notable composición en su honor ("Songs of distant Earth").

En lo personal, además de por las novelas y la adaptación de "2001" tuve conocimiento de Clarke siendo pequeño por una serie de TV muy vieja en la que se encargaba de desmontar, mediante convincentes experimentos y pruebas científicas, toda la palabrería paranormal.

Descanse en paz.

viernes, 14 de marzo de 2008

¿La Décima Esfera?

Perdonad este off-topic, pero a la espera de que las deseadas vacaciones lleguen y, por tanto, tenga algo de tiempo para observar, permitidme avanzar algo que mencioné en mi anterior entrada.

¿Por qué “La Décima Esfera”? Podría dar razones astronómicas basadas en las viejas teorías de aquellos tiempos en que Astronomía y astrología se confundían, en las que se pensaba que el Universo estaba estructurado en torno a una serie de esferas con la Tierra en el centro. La primera esfera correspondía a la Luna, la segunda Mercurio...y así hasta la décima y última, que se denominaba "Primum Mobile" (según Aristóteles, "la causa del movimiento"); cuando ella giraba lo hacían a la vez las estrellas fijas y detrás de ella sólo se podía encontrar la maquinaría que movía al Cosmos. Muchos grabados antiguos muestran esa estructura "perfecta" de la maquinaria del Universo.

Podría dar esas razones...

Pero serían incompletas. La verdad es otra. Aunque mi elección se basa en que esa expresión tiene un claro trasfondo astronómico, hace unos años, cuando escuché una canción de Juan Perro (el alter ego musical del artista español Santiago Auserón) titulada “A la media Luna” (de su disco “La Huella Sonora”, 1997) se me ocurrió que alguna vez usaría ese estribillo en una página web, bitácora o similar.

Y aquí estoy.

Me encanta Juan Perro. Su lirismo, la riqueza de sus letras y composiciones, los buenos músicos de los que se acompaña, su voz... creo que es un compositor e intérprete genial. Tanto en su época de Radio Futura como en su prolífica etapa en solitario no ha dejado de experimentar, pero siempre siguiendo una línea innovadora a la vez que clásica con las raíces del pop-rock. Además, es un músico muy “astronómico”. Muchas de sus canciones tienen referencias (desconozco si se basan en algo más profundo que su mera mención) a los cielos, la Luna (sobre todo la Luna), las estrellas, el firmamento. Una de sus canciones más decididamente astronómicas es "El carro", de su disco "Mr. Hambre":

"Sobre el polvo estrellado / de los caminos / viene un carro de mulas / de andar cansino. / ¿Dónde vas con el carro / si ya está oscuro? / A buscar en la noche sitio seguro. / Una mula olfatea / ya su poblado, / la otra tira el hocico / del otro lado. / Tiene el carro dos ruedas / de la fortuna: / una rueda es el Sol / la otra la Luna. / Un camino de estrellas / hay en lo alto / y en el mío tinieblas / sin sobresalto. / Hay un carro en el cielo / pintado a mano, / los chavales quisieran / subir en vano. / Déjales tú las riendas / a los chavales, / que las mulas conocen / los arrabales. / Sobre el polvo estrellado / que cae del cielo, / iba un carro de mulas /rayando el suelo...".

Podría seguir mencionando más... Pero la que me inspiró el título de esta web es precisamente esa, “A la media Luna”, la preferida de mi mujer. Me vais a permitir que vuelva a transcribir parte de su letra . Si queréis disfrutar, sólo tenéis que comprar sus discos (o acceder al enlace anterior, allí podréis escuchar casi toda su discografía). Creo que os gustará.

"Alabados sean los pies del viajero,

la huella sonora que persigo yo,

que se asoma y vuelve,

en alas del viento

pájaro del ánima del pensador.

A la media Luna giró la fortuna,

a la noche entera, que el viento cambio,

ya asoma la luz por la décima esfera,

y besa la nube el rosal trepador (...)".

domingo, 9 de marzo de 2008

A modo de presentación


Hola.

Aquí empieza una aventura nueva. Mi blog. Lo he llamado “La Décima Esfera”, ya os contaré por qué en otro momento. El caso es que después de darle muchas vueltas por fin me he decidido. Y aquí está.

Esta página estará dedicada a mostrar mis trabajos relacionados con la observación astronómica amateur (o aficionada, que dirían los puristas). Soy aficionado… desde siempre; desde pequeño me recuerdo interesado por el Universo, por mirar las estrellas, a veces furtivamente, escapando de las preocupaciones de mi madre para no coger frío. Sólo disponía entonces de mis ojos y de la ayuda, ocasional, de algunos prismáticos prestados. Posiblemente, el afianzamiento de esta afición se debió a dos acontecimientos que marcaron mi primera juventud: la serie “Cosmos” de Carl Sagan y la llegada del cometa Halley en 1986. Desde ese momento supe que la Astronomía y yo íbamos a mantener una relación duradera.

Aunque mi vida profesional me ha llevado por otros derroteros, dedico casi todo mi tiempo libre a esta afición tan especial. Mi otra gran pasión era la Arqueología, así que estudié Geografía e Historia en la Universidad de Extremadura, en la que me licencié en 1993, en la especialidad de Prehistoria y Arqueología. Aunque hice los primeros meses de doctorado y registré una tesis, las ganas de independizarme me hicieron probar las oposiciones para profesor de Bachillerato. Y las aprobé. Así que desde 1994 soy profesor de Instituto, actualmente con plaza en uno de la ciudad de Badajoz (Extremadura, España).

Mis preferencias observacionales… pues son varias. Desde siempre me atrajeron las estrellas variables. No obstante, residir en una ciudad y no disponer de todo el tiempo necesario (trabajo, familia…) hicieron que poco a poco fuera relegando estas observaciones, que requieren de un trabajo sistemático y continuado, por otras que también me gustaban. Actualmente observo, sobre todo, estrellas dobles y la Luna. Ambas llenan ahora mismo todo mi tiempo. Poco a poco me pica el gusanillo de las ocultaciones de estrellas por asteroides. Estoy en ello, espero poder especializarme en este asunto tan interesante en breve. Y, también, el Sol, al que me gustaría dedicarme; sin embargo, una casa orientada al norte y el poco tiempo durante el día hacen que me resulte muy difícil hacerle un seguimiento diario.

Y, claro está, no desdeño cualquier otra observación de actualidad que me llame la atención: cometas, oposiciones planetarias o conjunciones, lluvias de meteoros, etc.

En otro momento os hablaré de mi equipo, pero anticipo que éste está siempre en renovación, aunque mantengo el mismo “telescopio base” desde hace años: un Schmidt-Cassegrain Celestron de 203 mm. Por ahora cumple perfectamente y mis necesidades quedan cubiertas. Lo que sí ha ocurrido hace poco es mi paso al cada vez más elevado número de usuarios de cámaras CCD y fotográficas digitales (tengo la Canon 350D).

Bueno, creo que a modo de presentación esto puede servir.

Espero que esta aventura que ahora empiezo te agrade y sirva para que nos pongamos en contacto cuando te apetezca.

Ya sabes dónde me tienes.