lunes, 22 de diciembre de 2008

Con H de Herschel (II): Rafael Benavides

Abstract | A new entry in my section "With H of Herschel", devoted to yesterday and today astronomers distinguished for their work on Double Stars. In this case, it is the turn of one Spanish specialist and good friend: Rafael Benavides.

No hace mucho que me propuse crear una sección nueva dentro de este blog; no tendría periodicidad concreta, pero sí tenía claro a qué iba a estar dedicada: a mostrar los trabajos de astrónomos que hubieran destacado por su pasión y dedicación por las estrellas dobles. Ya comenté que mi propósito sería alternar la vida y obra de un astrónomo "histórico" (generalmente profesional) con la de otro actual, que esté todavía en plena tarea de observar, medir, investigar y, también, descubrir estrellas dobles. El primero lo tuve claro: William Herschel, un astrónomo que siempre he admirado. El segundo, también: Rafael Benavides, amigo al que debo lo que sé (todavía poco) sobre este interesante campo de trabajo.

Rafa Benavides es un farmacéutico de Posadas (Córdoba). Como muchos de nosotros, empezó desde muy pequeño a interesarse por la Astronomía y "la cosa esta de las estrellas". Afortunadamente para él, guarda maravillosos recuerdos del despertar de su afición en su más tierna infancia: tuvo la enorme suerte de tener un familiar, su tío Antonio, que le inspiró y motivó para que desarrollara su interés innato por las estrellas y, por si fuera poco, le mostró el cielo con un telescopio: un venerable refractor Alstar de 76 mm. No es de extrañar que guarde de él un recuerdo imborrable.

Corrían los primeros años 80 y Rafael todavía guarda sus notas de observación de aquellos años, aún recuerda sus paseos hasta la biblioteca local para consultar la "Guía del Firmamento" de Comellas y anotar todo lo que después observaría; posiblemente de ahí le viene esta afición por las dobles. Cualquiera que haya leído el Comellas sabe el preminente papel que esta obra magistral dedica a las estrellas dobles. Por supuesto, no fue ajeno a aquellas cosas nos marcaron a los que nacimos por los años 70: el Halley, la serie "Cosmos" de Carl Sagan...

Al poco tuvo que trasladarse desde su pueblo hasta la capital para continuar sus estudios... la Astronomía tuvo que esperar, aunque él, un observador nato, todavía recuerda sus intentos de escudriñar el cielo cordobés desde una ventana de un 2º piso. Y siguió observando estrellas dobles. Después vinieron sus años de universitario en Granada, en los que hubo un lógico paréntesis en su actividad astronómica, a excepción de los deseados veranos. A mediados/finales de los 90 ya colaboraba con Francisco Rica y sus medidas aparecían con frecuencia en los artículos de éste en Tribuna de Astronomía. Aquellos fueron años en que jugó un papel destacado en la Agrupación Astronómica de Córdoba. Se convirtió en todo un experto observador de estrellas dobles, micrómetro en mano, y un pionero de la fotografía lunar de alta resolución mediante aquella revolución que significaron las webcams aplicadas a la Astronomía. Lo que Rafa conseguía con su ToUCam es digno de manuales.

Rafael tuvo más telescopios que el de su tío Antonio. Su primer refractor -un Helios de 120 mm.- nunca pudo mejorar el listón que había dejado en él el Alstar. Así que tuvo que ser sustituido por otro refractor, en este caso un SkyWatcher de tamaño ya respetable, 150 mm. Todavía lo conserva como equipo "transportable". De ahí pasó a un C9.25. Y no hace mucho todavía ha podido completar su equipo con un telescopio de los serios: un C11, nada más y nada menos. Y, claro, un equipo así merecía complementos adecuados. Actualmente es el orgulloso propietario de un observatorio que tiene la suerte de disfrutar en la azotea de su vivienda malena. Allí puede observar cómodamente gracias al cobijo permanente de su equipo, que ha sido completado con una montura Losmandy y diversas cámaras CCD. Tal es la sofisticación de su equipo que también ahora obtiene unas sorprendentes imágenes y precisas medidas de cometas y asteroides (dispone, además, del código del MPC, el J53, así que forma parte de la aristocracia de la astronomía amateur).

El Observatorio Posadas, J53

Todavía recuerdo cómo conocí a Rafael. Un aficionado como yo a la observación visual de estrellas variables, sufrió un verdadero colapso astronómico cuando, por motivos familiares y profesionales, me trasladé a vivir a una ciudad. Seguía queriendo observar pero no sabía bien qué. Al poco oí hablar de amateurs que estaban consiguiendo resultados increíbles con CCD's de bajo coste. Y me compré la ToUCam de Philips. No tenía muy claro qué podría hacer con ella. Fotografías de la Luna, de los planetas... eso estaba bien, pero yo añoraba mis estrellas. Así que tecleé en Google "astronomía + toucam" y allí apareció, al comienzo de la relación de entradas, un blog llamado "Cuaderno de Observación". Y lo que allí vi cambió por completo mi vida astronómica: un aficionado cordobés obtenía medidas de estrellas dobles con una precisión sorprendente. Mi afición sufrió un giro inesperado: yo quería dedicarme a eso. Me animé a escribirle comentarios en su blog. Al principio sólo eran para felicitarle por sus trabajos, después para hacerle una pregunta, más tarde otra... y así hasta ahora. Generalmente yo sigo preguntando y él, con una capacidad didáctica sorprendente, sólo superada por su paciencia, respondiendo. Han pasado varios años y esa relación epistolar (en su versión electrónica actual) se ha convertido en una verdadera amistad que ha conseguido que materialicemos algunos proyectos comunes (y no sólo astronómicos, también literarios, musicales, cinematográficos...).

Rafael Benavides lleva varios años manteniendo una sección de las buenas en la revista AstronomíA (la heredera de la mítica Tribuna de Astronomía). Mes a mes nos enseña cosas sobre este mundo un tanto olvidado. Además, mantiene su blog, de obligada visita para cualquier amateur de habla hispana. Todavía tiene tiempo de ser uno de los miembros más activos del grupo de estrellas dobles de la LIADA. Ha publicado sus observaciones y descubrimientos en revistas internacionales del nivel de la francesa Observations & Travaux o, en breve, en la norteamericana Journal of Double Stars Observations). Y participa y colabora en foros de observación de cometas y asteroides... su trayectoria, como vemos, es intachable e infatigable y una clara muestra de lo que un amateur con ganas y método puede conseguir. Hace poco nos sorprendió a todos con un seguimiento magistral del asteroide 2008TC3 que impactó en la atmósfera africana, un hito en la observación astronómica amateur pues, por vez primera, pudo predecirse el lugar exacto del impacto de uno de estos pedruscos del Sistema Solar.
En su haber tiene el descubrimiento de varias estrellas dobles nuevas, inéditas, no catalogadas hasta el momento. Así que aparece como descubridor en el WDS. Sus iniciales son BVD, con las que se codea con gente como Herschel, Stein, Struve y demás cuadrilla. Y esa lista de dobles propias aumentará, especialmente cuando vea la luz un artículo en el que quedará patente su descubrimiento de decenas de estrellas dobles con un elevado movimiento propio común. Además, su labor en el re-descubrimiento de estrellas dobles le han hecho convertirse, como alguien lo definió alguna vez, en el "terror de las neglected".

A veces he comentado que las estrellas dobles son el patito feo de la Astronomía amateur. Es posible que sea así. Pero desde luego Rafael Benavides hace que este campo de trabajo sea, además interesante, más asequible.

Cualquiera que quiera ver la evolución de su trabajo, sus impresionantes resultados, no puede perderse el privilegio de visitar su blog: Cuaderno de Observación.

A mí sólo me queda seguir aprendiendo de sus conocimientos y disfrutar de su amistad (curiosamente, nunca hemos coincidido en persona; parece ser que en breve esto se va a solucionar). Algo que siempre me ha gustado de este astrónomo es que, a pesar de la creciente tecnología que llena su observatorio y de lo teórico que puede llegar a ser a veces el campo de las estrellas dobles... él siempre se ha definido como un observador, de los que disfruta estando al pie del telescopio, respirando la noche, como Herschel, como su tío Antonio.

4 comentarios:

MigL dijo...

Hola.

En primer lugar, muchas gracias por acercarnos un poco más la vida y obras de Rafael.

Y en segundo lugar, gracias porque con vuestra actitud nos animáis a los novatos a interesarnos cada vez un poco más por las Dobles, apasionantes y tan "asequibles" a equipos modestos y bajo cielos urbanos...

¡¡ GRACIAS !!

Un saludo.

Miguel L.

juan luis dijo...

Me alegro MigL, para eso lo hago. Rafa ha sido y es mi mentor en todo esto, todavía me queda mucho que aprender de él. Así que, al igual que a mí, espero que inspire y anime a más de uno.

Saludos.

Rafa dijo...

Muchas gracias por este homenaje. Todo un honor haber sido el primero de los doblistas en activo, existiendo tanto experto por ahí.

Apenas sé qué decir, además de dar las gracias.

Aunque sí quería añadir que Juan Luis tiene ya poco que aprender de a mí, poco más le puedo aportar, aparte de una gran amistad.

Un abrazo

juan luis dijo...

Rafa, no te creas que hay tantos expertos en dobles por ahí sueltos...

Además, al César lo que es del César.

El agradecido soy yo por estos años de amistad e intercambio productivo de ideas.

Saludos.