viernes, 15 de agosto de 2014

Campaña Internacional EE Cep

Visión artística de Épsilon Aurigae y su nube de polvo (CC)

Está siendo un verano de lo más fotométrico. Casi todas las noches de observación las dedico a estrellas variables y exoplanetas, quizá por la necesidad de exprimir al máximo el instrumental y, a la vez, probar los límites a los que puedo llegar. A ello se suma que el panorama de supernovas no está siendo, precisamente, apasionante en estas semanas.

En este contexto, participo desde primeros de julio en dos campañas internacionales para seguir el comportamiento de la estrella EE Cep. Por un lado, la coordinada por la AAVSO; por el otro, la que dirige el profesor Piotr Wychudzki de Observatorio Astronómico de Olsztyn (Polonia).

EE Cep es una estrella binaria eclipsante de largo periodo que tiene un comportamiento inusual.  Cada 5,6 años, aproximadamente, inicia un eclipse de amplitud variable. Se compone de una estrella de tipo Be y un disco oscuro de polvo que es el que provoca el eclipse. Similar al que se produce en la estrella épsilon Aurigae.

Campo de EE Cephei (imagen CCD obtenida el 3.8.2014)

El inicio del próximo eclipse se predecía para finales de agosto, pero a la vista de los resultados preliminares es evidente que se ha adelantado un par de semanas.

Adjunto la curva de luz de EE Cep a partir de las observaciones remitidas a la AAVSO (las cruces azules representan mis observaciones). Está actualizada a fecha de hoy (madrugada del 15 de agosto).


jueves, 7 de agosto de 2014

Exoplanetas

Representación artística del exoplaneta Kepler-22b

En este verano, tan extraño en lo meteorológico, me estoy dedicando en cuerpo y alma a una de las cosas que más me han atraído desde siempre: la fotometría. Junto a Rafael Benavides he podido compartir algunas noches de observación, cada uno en su observatorio separados por unos 250 Km de distancia, siguiendo estrellas variables de muy corto periodo y el asunto es fascinante, más cuando los resultados son tan atractivos como los que vamos consiguiendo. Y, de paso, aportamos nuestro granito de arena a la AAVSO con medidas de estrellas que no poseen observaciones en su base de datos.

Sin embargo, hay otro tipo de fotometría. Me gusta llamarla "extrema" porque realmente lo es. Acostumbrado a medir el brillo de estrellas variables cuyas amplitudes son, en general, generosas (hablamos de medir el brillo de una variable tipo HADS cuya amplitud es de 0,2 magnitudes, por ejemplo), cuando uno pretende observar un tránsito de un planeta extrasolar (exoplaneta) la cosa se complica hasta límites increíbles. Tales que uno piensa que no lo puede hacer. Hay que recordar que hace 15 años eran muy pocos observatorios en el mundo los que lo podían hacer. La técnica estaba en ciernes y había quien dudaba, incluso, que el método llegara a funcionar.

Con exoplanetas hablamos de amplitudes del rango de 0,02 magnitudes o menos. Por eso lo de "fotometría extrema". Los cuidados que hay que tener para que el resultado sea presentable y realmente se pueda vislumbrar el tránsito del exoplaneta delante de su estrella-madre son muy exigentes: que la noche tenga un seeing adecuado, acertar con la exposición empleada, revisar bien las efemérides y la situación de la estrella en el cielo... Una aventura, vamos. No obstante, siempre quiso probar la técnica. Y de este verano no iba a parar.



Muy brevemente recordaré en qué consiste la detección de un tránsito de un exoplaneta. Cuando se da la coincidencia de que el plano de la órbita de un planeta extrasolar ocurre en nuestra línea de visión desde la Tierra es posible detectar la caída de brillo que sufre la estrella sobre la que orbita cuando el planeta pasa ante ella. Es como un eclipse Sol, vamos. Solo que a miles de años luz de distancia. Creo que se entiende mucho mejor con el vídeo de más arriba. Esta es la segunda técnica empleada para detectar planetas extrasolares, la otra consiste en medir la velocidad radial de estrellas en espera de poder medir el empuje gravitatorio que produce un planeta que gira a su alrededor.

La noche del 11 de julio decidí que había llegado el momento y me lancé a la aventura. Seleccioné al exoplaneta TrES-3B que orbita a una estrella situada más o menos a 1300 años luz de distancia. El planeta tiene un tamaño superior al de Júpiter (casi el doble) con la particularidad de que su periodo de traslación es inferior a un día... Imaginemos por un momento que estamos hablando de un planeta más grande que Júpiter pero que está situado mucho más cerca de su estrella que Mercurio en el caso del Sol. Increíble. Ningún astrónomo esperaba que tales planetas pudieran existir en la galaxia. Su temperatura debe ser tan elevada que se les denomina "Júpiter caliente".

Crédito: NASA, ESA, and G. Bacon (STScI)

Muy nervioso por la suerte que me pudiera deparar la noche, empleé exposiciones de 100" y tuve que desenfocar la estrella para conseguir el número de cuentas adecuado. Era mágico ir viendo en la pantalla del ordenador cada punto en la curva de luz comprobando cómo, efectivamente, en el momento previsto del inicio del eclipse se producía la bajada de brillo. ¡Midiendo diferencias de magnitud del orden de milésimas! Tras una larga noche dedicada a este exoplaneta el resultado mereció la pena, más para ser el primero. Envié las medidas al Exoplanet Transit Database (ETD) de la Sección de Estrellas Variables y Exoplanetas de la Asociación Checa de Astronomía, que es la institución que recopila la mayoría de ellos. Os adjunto la curva de luz.


Hace aproximadamente dos semanas, Rafael Benavides, que también tenía en mente observar estos objetos, me propuso intentar uno nuevo. Así lo acordamos. La mala suerte quiso que, por problemas técnicos, no culminara con éxito mi intención, si bien Rafa consiguió un resultado espectacular. ¡Su primer tránsito exoplanetario! No os perdais la crónica que escribió para su blog.

Tras unos viajes pendientes, anoche decidí que había llegado el momento de sacarme la espinita de la experiencia fallida anterior y localicé un nuevo tránsito que me era favorable, especialmente por el horario. Se trata de TrES-5B, descubierto por el mismo equipo que el anterior en el año 2011. Se trata de otro Júpiter caliente orbitando una estrella de magnitud 13,72 en la constelación de Cygnus. Se encuentra a 1174 años luz de nosotros. Solo tenía una pega: ocurría en el horizonte NW de mi observatorio, uno de los peores que tengo por encontrarse justo en la dirección del centro de la ciudad siendo, por tanto, la zona más contaminada lumínicamente. A pesar de todo quería intentarlo. La noche fue larga, hasta cerca del amanecer siguiendo la evolución del tránsito. Pero finalmente pude capturarlo. No obtengo un perfil tan claro como con el anterior, la noche presentaba mayor turbulencia y eso se nota en el resultado. No obstante, mis observaciones coinciden casi totalmente con las efemérides y me doy por satisfecho, máxime cuando observo en los diagramas O-C de mis observaciones son bastante coherentes.

He aprendido mucho en estas sesiones sobre los aspectos prácticos de esta "fotometría extrema". Espero poder ponerlos en práctica en próximos tránsitos con éxito. Esto es apasionante.

Agradezco a Ramón Naves todos los consejos recibidos para llevar a buen puerto esta aventura, a Stanislav Poddaný (del equipo del ETD de la Rep. Checa) por su ayuda y a Rafael Benavides por sus ánimos y proyectos conjuntos.

domingo, 13 de julio de 2014

Una variable rápida de 0,13 mag de amplitud para los calores

Ya llegó el verano a estas tierras. Decir eso en la parte sur de la península significa achicharrarse de calor durante 14 horas al día. Este año ha llegado con algo de retraso, pero desde hace unos días tenemos las temperaturas habituales.



El calor y la turbulencia son enemigos mortales de la astronomía, pero cuando hablamos de fotometría la cosa se complica aún más. A pesar de todo, Rafa Benavides y yo nos animamos a intentar medir el período y amplitud de una estrella variable muy rápida, de esas que nos gustan. La elegida que CSS_J173401.0+320716, en la constelación de Hércules. Tiene una magnitud de 13,63V y su periodo de 0.0819215 días, es decir, algo menos de 2 horas. Es decir, se trata de una variedad de estrellas del tipo DSCT llamadas HADS (High Amplitud Delta Scuti Stars). Tenía el aliciente añadido de que no había observaciones de ella en la base de datos de la AAVSO, así que seríamos los primeros en observarla (sin contar el survey a partir del cual fue detectada).

La noche se presentó mal: calor, turbulencia y viento. Mis temores se acrecentaron: hacer fotometría de precisión de una variable que presenta una amplitud de solo 0,13 magnitudes requiere, en general, mejores condiciones atmosféricas... pero había que intentarlo. Rafa y yo permanecimos hasta bien entrada la madrugada, él en Posadas (Córdoba), yo en Badajoz, en permanente contacto viendo como, poco a poco, las caídas y subidas de brillo se hacían evidentes.

Después vino el proceso de calibración de imágenes y estudio del periodo. Empleamos, como casi siempre, esa joya programada por Julio Castellano que se llama FotoDif, simplicidad y eficacia en uno.

El resultado obtenido es bastante bueno. Nuestro periodo calculado se aproxima bastante (con un error inapreciable) al publicado oficialmente en la VSX de la AAVSO si bien obtenemos una amplitud ligeramente superior, como podéis comprobar en el gráfico de más abajo (diagrama de fases). Nuestras medidas ya forman parte de la base de datos de la AAVSO y esperemos que sirvan a la comunidad científica para seguir aprendiendo más sobre el comportamiento de estas interesantes y peculiares estrellas variables.



Podéis ver la crónica de la observación en el blog de Rafa.

domingo, 6 de julio de 2014

SN2014bv


sábado, 5 de julio de 2014

Evolución de la Nova Delphini 2013

Ha transcurrido casi un año desde que la Nova del Delfín (Nova Del 2013) nos dio la sorpresa el verano pasado. Anoche pude dedicar un ratito a volver a ver a esa vieja amiga, una imagen vale más que mil palabras. Afortunadamente está siendo muy estudiada por el grupo de Observadores de Supernovas al que pertenezco, más abajo os adjunto la gráfica realizada por un buen número de colaboradores.

Haz clic para verla más grande



Si queréis ver mis entradas del año pasado al respecto: aquí y aquí.


viernes, 4 de julio de 2014

Entrevista en RNE por aquello de la supernova...



Ya casi la tenía olvidada. Y hoy, buscando un podcast de astronomía por Internet, me he topado con ella. ¿Os podéis creer que no llegué a escucharla? Hacerlo casi un año después resulta curioso. Os la dejo aquí por si alguien se anima (comienza en el minuto 4, más o menos). Tiene algunos gazapos menores, pero bueno...

Me sorprendió la llamada de Radio Nacional de España desde Madrid. Durante los días anteriores me llamaron algunos medios de comunicación regionales interesados por la noticia (deben ver todo esto con bastante extrañeza, la verdad), pero era el primero que lo hacía para un programa nacional: La noche en vela.


martes, 1 de julio de 2014

N.º 13 de El Observador


Francisco Rica, el referente imprescindible. Y no es para menos.  Todos los aficionados a las estrellas dobles de habla hispana en estos últimos años hemos seguido sus sabios consejos, todos nos hemos atrevido a ir un poco más allá para indagar en la naturaleza de las estrellas dobles gracias a sus versátiles Excel. Ha creado escuela y una manera de trabajar que son referentes en la Astronomía del siglo XXI. No podía ser de otro modo que desde OED le dedicásemos la sección de Perfiles.

Los responsables del Proyecto SEDA-WDS hemos decidido tomarnos unos meses de reflexión en virtud de mejorar y relanzar de nuevo el proyecto en el futuro. A pesar de que son muchas las medidas aportadas en  la última campaña que presentamos en este mismo número, el descenso de observadores fue importante meses atrás. Por este motivo creemos que es necesario dedicar un poco de tiempo a enfocar otra vez el proyecto e ilusionar de nuevo a todos. Al fin y al cabo, todas las grandes cosas funcionan por ciclos, unos se extinguen y surgen otros nuevos con aires renovados. Gracias por vuestra comprensión.


Además de todo esto la revista viene cargada de interesantísimos artículos  de la mano de Francisco Rica, Carlos A. Lasgoity, Lluis Ribé, Marcel Fay, Joseph Carro, José Antonio Gutiérrez, Ramón Palomeque y Francisco Soldán. Como broche final tenemos una sección  Fuera de Foco de auténtico lujo, ya que contamos con la valiosísima colaboración del astrofísico Emilio J. Alfaro. Auténticamente imprescindible.

Aprovechamos también para recomendar la lectura de un libro imprescindible que versa sobre la historia de los observadores de las estrellas dobles y sugerimos el uso de una nueva aplicación online que os hará la vida más fácil a la hora de consultar el WDS y/o de planificar vuestras observaciones.

Esperamos que tengáis un verano repleto de observaciones de estrella dobles y que disfrutéis con la lectura de la revista. Gracias a todos por seguir confiando en nosotros.

Para descargar la revista, visita la web de la misma: aquí.

martes, 17 de junio de 2014

El largo silencio...

Han sido unos meses de aúpa. Por el trabajo, fundamentalmente. Uno se mete en mil historias que le tienen atado y bien atado, teniendo que dejar de lado cosas tan importantes (al menos para mí) como este blog, por ejemplo. Cada vez que entraba en él para ver si todo seguía en su sitio me horrorizaba ver cómo pasaban las semanas y cómo la última entrada en el mismo estaba cada vez más lejana en el tiempo. Ahora saco un pequeño, pequeñísimo, hueco en mis quehaceres simplemente para confirmar que sigo aquí y que mi actividad astronómica va viento en popa. No de observaciones, que la sequía empieza a ser problemática. Pero sí de proyectos, de aventuras y de encuentros con viejos y querido amigos.

Si seguís los blogs de mis queridos colegas Rafael Benavides o Edgar Masa (si no lo hacéis os lo recomiendo vivamente), ya habréis tenido noticias a través de ellos de lo frenética que ha sido la actividad astronómica de este grupo de observadores en los últimos meses.

Simplemente para dejar testimonio de que "yo también estuve allí" mencionaré muy por encima algunas de las más destacadas historias en las que me he visto involucrado.

Dejé el blog aparcado nada más publicar el n.º 12 de nuestra querida revista El Observador de Estrellas Dobles y ya estamos inmersos en la edición del n.º 13, que verá la luz en menos de dos semanas con otra buena colección de trabajos de investigación y observación que seguro que os gustará.


Casi a la vez, el 1 de febrero, lanzamos una nueva aventura: un nuevo grupo de observadores de supernovas made in Spain pero con vocación de convertirse, pasito a pasito, en internacional.Cuatro meses después os puedo comentar, si no lo frecuentáis, que ha sido todo un éxito y que actualmente son más de 60 los observadores que participan en el grupo ObSN, incluyendo algún compañero austriaco, inglés o italiano. En estos meses hemos recibido cerca de 2000 medidas de supernovas y novas. Comparto la coordinación de este jaleo con Rafael Benavides y el gran Ramón Naves.


A los pocos días se celebró un encuentro del que conservo un gratísimo recuerdo. Unas semanas antes me había involucrado en un proyecto que tres queridos compañeros llevaban años intentando sacar a la luz: una revisión del famoso Catálogo de Estrellas Dobles Visuales del gran José Luis Comellas. La mayor parte del trabajo la realizó Rafa Benavides hace ya unos cuantos años pero diversos problemas editoriales imposibilitaron su publicación tal y como estaba previsto. Tras dormir el sueño de los justos durante años, la idea fue retomada por Paco Rica y Edgar Masa (además del propio Rafa) para intentar darlo a conocer al gran público coincidiendo con el 25º aniversario de la publicación del original. Y aquí es donde entre yo. Dada la dificultad de que la Universidad de Sevilla se hiciera cargo de la publicación propuse hacerlo en formato web y ofrecerlo a toda la comunidad astronómica online. Dicho y hecho, en unas jornadas maratonianas redactamos el texto y preparé la web. Al terminar, extenuados de tanto trabajo, se nos ocurrió que sería buena idea presentarle al autor original del trabajo, José Luis Comellas el resultado del mismo.

Junto a Rafa en casa del astrónomo sevillano

Paco Rica (izq.) y Paco Soldán en nuestro aperitivo con Comellas.

Y así ocurrió, un lluvioso sábado de febrero nos presentamos en su casa del sevillano barrio de Macarena los autores del trabajo (a los que se sumó nuestro querido amigo Francisco Soldán y su familia, un verdadero placer reencontrarnos con él). El viejo profesor y su maravillosa esposa nos atendieron y agasajaron como si fuéramos de la familia. Nos supo a poco pero quedamos maravillados una vez más de la amabilidad, sencillez y humanidad de don José Luis y su familia. De paso, fue un motivo excelente para reencontrarnos los viejos amigos y poder charlar de nuestras cosas durante unas horas.


Y estas llegó el Congreso Estatal de Astronomía (CEA). Nada menos que en Granada. A primeros de mayo. Para allá que nos fuimos de nuevo los doblistas para presentar, precisamente, el Nuevo Catálogo de Estrellas Dobles Visuales. El CEA de Granada quedará para los anales por su exquisita organización y por la calidad de las ponencias presentadas. Todo fue perfecto. Todavía recuerdo el cocktail de bienvenida al anochecer en el Sacromonte con la Alhambra iluminada frente a nosotros, la visita nocturna al palacio nazarí (¡qué sensación poder visitar sus estancias prácticamente en soledad!), el reencuentro con viejos amigos, conocer a nuevos compañeros. Poder presentar al gran público el Nuevo Catálogo ante la presencia de José Luis... Pero, sobre todo, convivir durante tres jornadas con mis queridos amigos Rafa y Edgar. Habría mil anécdotas que contar. Por ello os invito a que leáis con calma las entradas que publicaron en su momento (aquí y aquí).

Portada de nuestra ponencia.

Jornadas de trabajo, presentando nuestra ponencia.

Cocktail de bienvenida en el Sacromonte. Vista privilegiada.

Sensaciones mágicas al atardecer con vistas al Albaicín

El Palacio de Carlos V, en la Alhambra, solo para mí...

Cena de despedida junto a los inseparables doblistas.

Foto de grupo (¡hecha con un drone!)

Como habrás podido comprobar, no han faltado proyectos y aventuras. Y las que quedarán por venir. Pero no me resisto a comentar que, por si fuera poco, a mediados de febrero se concedieron los premios Investigar en Ciencias que anualmente organiza la Facultad de Ciencias de la Universidad de Extremadura. Este año presentaba con mis alumnos dos proyectos independientes en la modalidad de Física. Uno de ellos sobre la determinación del movimiento propio de binarias de elevado movimiento propio común y otro sobre la elaboración del diagrama de Hertzsprung-Russell del cúmulo abierto NGC1513. Pues bien, tras varios meses de trabajo (observaciones incluidas) nos llevamos la alegría de que quedaron en primer y segundo lugar en dichos premios, máxime cuando después supimos que se habían presentado más de una docena de trabajos de investigación de gran nivel. Fue toda una experiencia que me alegra haber podido compartir con una excelente promoción de chicos/as de 2º de Bachillerato de mi instituto. Espero que para ellos también resultara bonito. Gracias Masuma, Ana, Nuria, Susana, Álvaro, Celia, Ana, Paula y, por supuesto, María... ¡¡sois únicas!! Y Álvaro, ¡¡único!!


Arriba: posando felices con el primer premio de Ciencias Físicas por su trabajo sobre movimientos propios de estrellas binarias. Abajo: los dos grupos con los que participé (de izq. a dcha.: Ana, Celia, María (que estuvo de invitada), Masuma, Álvaro, Paula (agachada), Ana, Nuria, el autor del blog y Susana.

En fechas más recientes también he presentado junto a otro alumno mío, Javier García Piñero (futuro gran meteorólogo, actualmente gran divulgador de esta ciencia), otro trabajo de investigación sobre el estudio del efecto isla térmica de calor en una ciudad de tamaño medio (Badajoz). Sorprendentes los resultados obtenidos. Pasamos una entretenida mañana en Mérida en las jornadas de Escuelas de I+D+i (también estuvieron Masuma, Ana y María con otro proyecto paralelo) y el proyecto gustó bastante a los asistentes. Y fue un placer contar con la visita en nuestro stand de Jesús Teniente, uno de los "hombres del tiempo" de Canal Extremadura, todo un detalle.

Javier Piñero, Masuma García y Jesús Teniente frente a nuestro stand

Seguro que olvido cosas importantes... al menos esta entrada servirá para quitarle las telarañas al blog. La próxima entrada, prometido, será de observaciones... que para eso estamos.




viernes, 31 de enero de 2014

Nuevo grupo de observadores de supernovas en español


Hace poco más de una hora se ha lanzado públicamente una nueva iniciativa astronómica en español. Se trata de una lista de correo que, bajo el nombre de Observadores de Supernovas, pretende servir de foro para todos los interesados en el tema.

Rafael Benavides, Ramón naves (ninguno de los dos necesita credenciales tras sus muchos años de dedicación en esto de la astronomía) y yo mismo nos hemos liado la manta a la cabeza y hemos creado una página web que esperamos ir llenando de contenido una vez que se debatan en la lista de correo asociada ciertos aspectos como la metodología a seguir (o cualquier otro que surja).

Observadores de Supernovas es perfectamente compatible con otros grupos y asociaciones que llevan años dedicándose a este tema (Destellos, Latest Supernovae, AAVSO...). La principal aportación que queremos ofrecer es, además de tratar estos objetos de forma monográfica, intentar conseguir un método estándar para la realización de la fotometría. Y, por supuesto, queremos que a partir de esta iniciativa sean cada vez más lo observadores que dedican parte de su tiempo de observación a las supernovas.

Si estás interesado en la observación de estos interesantes astros, no dudéis en apuntaros a dicha lista. Visitad para ello la web del grupo y usad el enlace de la portada. Creemos que se puede hacer mucho todavía en este apasionante campo de trabajo. Sed todos bienvenidos.

lunes, 6 de enero de 2014

OED n.º 12 disponible


En esta ocasión presentamos un nuevo número de El Observador que es muy especial y que esperamos sea recordado durante mucho tiempo. Y no es para menos. Con motivo del 25 aniversario del “Catálogo de Estrellas Dobles Visuales” de José Luis Comellas (Equipo Sirius, 1988) presentamos una nueva versión actualizada y mejorada que esperemos sea tan útil y consultada como aquella primera. Hablar de José Luis Comellas, director honorífico de esta revista, es para muchos de nosotros como hablar de un padre que, paciente y lleno de ilusión, nos ha enseñado a observar a través del telescopio y a disfrutar con todos los objetos que encontrábamos siguiendo cada uno de sus sabios consejos. Evidentemente, uno de esos objetos fueron nuestras queridas estrellas dobles. Las descripciones que nos hacía de ellas eran maravillosas, sus tonalidades cromáticas, todos sus escondidos matices. Él supo transmitirnos ese amor y esa pasión por las estrellas dobles y quizás sea por eso que muchos de nosotros estaremos ya unidos a ellas el resto de nuestras vidas. Por este motivo actualizar su catálogo, el Catálogo de Estrellas Dobles Visuales de Comellas, es algo muy especial y al mismo tiempo emotivo para todos nosotros. Esperemos que en el trabajo realizado hayamos conseguido contagiar un poco de toda esa pasión que él nos transmitió.



Como de costumbre, OED viene cargado de buenos e importantes artículos. En el área de caracterización astrofísica de nuevos pares de movimiento propio común, nuestros habituales Krawczenko y Lasgoity, desde la Argentina, nos ofrecen dos excelentes estudios en la línea de investigación de calidad que nos tienen acostumbrados. Por otro lado, el aspecto puramente observacional está perfectamente defendido por los ya veteranos observadores Ribé, Carro (desde California), Benavides y Granado (nuestra querida y valorada doblista, estrenando nuevo observatorio), quienes presentan precisas listas de medidas por lo general de estrellas dobles abandonadas. Muy destacable, por la innovación en la técnica de observación (lucky imaging + uso de filtro IR) el trabajo de nuestro compañero, coeditor de esta revista, Rafael Benavides. A todas estas observaciones hay que añadir los resultados de la quinta y sexta campañas del Proyecto SEDA-WDS: dobles abandonadas en Ursa Minor, Tucana, Corona Borealis y Volans, gracias a las aportaciones de otros diez observadores.


Nos gustaría hacer referencia al carácter cada vez más internacional de El Observador -hecho que nos llena de satisfacción-, en el sentido de poder publicar trabajos de numerosos autores cuyas lenguas maternas no son el castellano. En este número, son ejemplos representativos las aportaciones de  Gianluca Sordiglioni (Italia), Gianni Galli (Italia), Joerg S. Schlimmer (Alemania), Joseph M. Carro (Estados Unidos) y del astrofísico, experto en cuerpos menores, Mark Kidger (Inglaterra).

Incluimos en OED12 una nueva sección, como anexo a la sección Actualidad, destinada a difundir todas aquellas noticias relevantes concernientes a la Comisión 26 (estrellas dobles y múltiples) de la Unión Astronómica Internacional.

Para finalizar, nos gustaría comentar lo que sin duda será un hito dentro de la astronomía en un futuro cercano. Nos referimos a la labor que el telescopio espacial Gaia (lanzado el pasado 19 de diciembre) desarrollará durante los próximos cinco años. Los precisos resultados científicos de esta misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) revolucionarán todas las especialidades astronómicas, entre ellas la nuestra, las estrellas dobles. Puede que aún no alcancemos a vislumbrar la verdadera dimensión de la revolución que se avecina; puede que no seamos capaces de asimilar que se ha dado el primer paso hacia una nueva astronomía; pero no habrá que esperar mucho para comprobarlo. Que quede constancia aquí de este vaticinio.       
                                                                                LOS EDITOres