viernes, 3 de octubre de 2014

Nuevo software para la fotometría de supernovas: FotoDifSN


Los que estudiamos supernovas estamos de enhorabuena. Julio Castellano nos ha diseñado a medida un software específico para realizar la fotometría de estas estrellas moribundas. Se trata de una adaptación de su famoso FotoDif para este tipo de objetos. Su nombre no podía ser otro: FotoDifSN. Lo tenéis disponible en el portal del grupo Observadores de Supernovas que coordino junto a Rafael Benavides y Ramon Naves y que cuenta con la participación de un buen grupo de astronómos españoles (además de algún italiano, inglés y austriaco). Su descarga es gratuita desde la web del grupo:https://sites.google.com/site/obsdesn. ¡Gracias Julio!

martes, 30 de septiembre de 2014

Por fin un respiro entre las nubes

Menudo mes de septiembre llevamos. Si suele ser un mes con bastante trabajo para mí, sumad que ha sido uno de los meses de septiembre más nubosos y lluviosos que recuerdo. No tanto por la cantidad de lluvia acumulada, más que nada por el número de días en que ha llovido (y eso que algunas tormentas han dejado una cantidad de precipitación nada despreciable).

Pero septiembre no se quería despedir sin que pudiera abrir el observatorio y anoche, por fin, pude hacerlo. Dediqué la sesión a supernovas. Incluso intenté captar una nova extragaláctica en M31 descubierta hace un par de semanas desde Japón, pero fue del todo imposible, debía rondar ya magnitudes imposibles (y además yo estaba trabajando con filtro).

Así que tan solo pude obtener imágenes de dos supernovas, una de ellas la que actualmente centra más la atención de los observadores, la SN2014dg, muy brillante pero fatalmente situada en mi horizonte norte. Os dejo las imágenes más abajo.






domingo, 14 de septiembre de 2014

Nuevo exoplaneta: WASP-3b


Ha sido un verano extrañamente atípico en lo meteorológico, no demasiado caluroso, bastante ventoso y con muchos días nublados. No es habitual es esta tierra. A pesar de todo me he centrado bastante durante estas semanas en fotometría de estrellas variables y, especialmente, en intentar captar la débil luz de los tránsitos de exoplanetas ante sus estrellas. Ya lo comenté en una entrada anterior.

Dejo aquí constancia del tercer tránsito exoplanetario de la temporada, ya con el verano llegando a su fin. Fue la noche del 14 al 15 de agosto y me centré en el exoplaneta WASP-3b, a 727 años luz de la Tierra. Era el más difícil de los que había intentado hasta el momento puesto que la amplitud era de solo 0,0123 magnitudes, una verdadera nimiedad. La estrella en torno a la que orbita es de la 10,67 magnitud, así que para obtener la señal adecuada tuve que desenfocar bastante (exposiciones de 120 segundos).

WASP-3b es un planeta del tipo "Júpiter caliente" y se sitúa a muy cercano a su estrella progenitora. Tiene 1,45 radios de nuestro Júpiter y un periodo orbotal de algo más de 1,84 días terrestres. El tránsito tuvo una duración de 137 minutos.

Os dejo los resultados publicados en la web de referencia ETD (Exoplanets Transit Database) de la República Checa.

Toda una experiencia, la verdad. Y muy satisfecho con el resultado (la dispersión obtenida es de tan solo 2,5 milésimas de magnitud).



sábado, 23 de agosto de 2014

Supernova ASASSN-14fo

Está siendo un verano aburridillo de supernovas...


viernes, 15 de agosto de 2014

Campaña Internacional EE Cep

Visión artística de Épsilon Aurigae y su nube de polvo (CC)

Está siendo un verano de lo más fotométrico. Casi todas las noches de observación las dedico a estrellas variables y exoplanetas, quizá por la necesidad de exprimir al máximo el instrumental y, a la vez, probar los límites a los que puedo llegar. A ello se suma que el panorama de supernovas no está siendo, precisamente, apasionante en estas semanas.

En este contexto, participo desde primeros de julio en dos campañas internacionales para seguir el comportamiento de la estrella EE Cep. Por un lado, la coordinada por la AAVSO; por el otro, la que dirige el profesor Piotr Wychudzki de Observatorio Astronómico de Olsztyn (Polonia).

EE Cep es una estrella binaria eclipsante de largo periodo que tiene un comportamiento inusual.  Cada 5,6 años, aproximadamente, inicia un eclipse de amplitud variable. Se compone de una estrella de tipo Be y un disco oscuro de polvo que es el que provoca el eclipse. Similar al que se produce en la estrella épsilon Aurigae.

Campo de EE Cephei (imagen CCD obtenida el 3.8.2014)

El inicio del próximo eclipse se predecía para finales de agosto, pero a la vista de los resultados preliminares es evidente que se ha adelantado un par de semanas.

Adjunto la curva de luz de EE Cep a partir de las observaciones remitidas a la AAVSO (las cruces azules representan mis observaciones). Está actualizada a fecha de hoy (madrugada del 15 de agosto).


jueves, 7 de agosto de 2014

Exoplanetas

Representación artística del exoplaneta Kepler-22b

En este verano, tan extraño en lo meteorológico, me estoy dedicando en cuerpo y alma a una de las cosas que más me han atraído desde siempre: la fotometría. Junto a Rafael Benavides he podido compartir algunas noches de observación, cada uno en su observatorio separados por unos 250 Km de distancia, siguiendo estrellas variables de muy corto periodo y el asunto es fascinante, más cuando los resultados son tan atractivos como los que vamos consiguiendo. Y, de paso, aportamos nuestro granito de arena a la AAVSO con medidas de estrellas que no poseen observaciones en su base de datos.

Sin embargo, hay otro tipo de fotometría. Me gusta llamarla "extrema" porque realmente lo es. Acostumbrado a medir el brillo de estrellas variables cuyas amplitudes son, en general, generosas (hablamos de medir el brillo de una variable tipo HADS cuya amplitud es de 0,2 magnitudes, por ejemplo), cuando uno pretende observar un tránsito de un planeta extrasolar (exoplaneta) la cosa se complica hasta límites increíbles. Tales que uno piensa que no lo puede hacer. Hay que recordar que hace 15 años eran muy pocos observatorios en el mundo los que lo podían hacer. La técnica estaba en ciernes y había quien dudaba, incluso, que el método llegara a funcionar.

Con exoplanetas hablamos de amplitudes del rango de 0,02 magnitudes o menos. Por eso lo de "fotometría extrema". Los cuidados que hay que tener para que el resultado sea presentable y realmente se pueda vislumbrar el tránsito del exoplaneta delante de su estrella-madre son muy exigentes: que la noche tenga un seeing adecuado, acertar con la exposición empleada, revisar bien las efemérides y la situación de la estrella en el cielo... Una aventura, vamos. No obstante, siempre quiso probar la técnica. Y de este verano no iba a parar.



Muy brevemente recordaré en qué consiste la detección de un tránsito de un exoplaneta. Cuando se da la coincidencia de que el plano de la órbita de un planeta extrasolar ocurre en nuestra línea de visión desde la Tierra es posible detectar la caída de brillo que sufre la estrella sobre la que orbita cuando el planeta pasa ante ella. Es como un eclipse Sol, vamos. Solo que a miles de años luz de distancia. Creo que se entiende mucho mejor con el vídeo de más arriba. Esta es la segunda técnica empleada para detectar planetas extrasolares, la otra consiste en medir la velocidad radial de estrellas en espera de poder medir el empuje gravitatorio que produce un planeta que gira a su alrededor.

La noche del 11 de julio decidí que había llegado el momento y me lancé a la aventura. Seleccioné al exoplaneta TrES-3B que orbita a una estrella situada más o menos a 1300 años luz de distancia. El planeta tiene un tamaño superior al de Júpiter (casi el doble) con la particularidad de que su periodo de traslación es inferior a un día... Imaginemos por un momento que estamos hablando de un planeta más grande que Júpiter pero que está situado mucho más cerca de su estrella que Mercurio en el caso del Sol. Increíble. Ningún astrónomo esperaba que tales planetas pudieran existir en la galaxia. Su temperatura debe ser tan elevada que se les denomina "Júpiter caliente".

Crédito: NASA, ESA, and G. Bacon (STScI)

Muy nervioso por la suerte que me pudiera deparar la noche, empleé exposiciones de 100" y tuve que desenfocar la estrella para conseguir el número de cuentas adecuado. Era mágico ir viendo en la pantalla del ordenador cada punto en la curva de luz comprobando cómo, efectivamente, en el momento previsto del inicio del eclipse se producía la bajada de brillo. ¡Midiendo diferencias de magnitud del orden de milésimas! Tras una larga noche dedicada a este exoplaneta el resultado mereció la pena, más para ser el primero. Envié las medidas al Exoplanet Transit Database (ETD) de la Sección de Estrellas Variables y Exoplanetas de la Asociación Checa de Astronomía, que es la institución que recopila la mayoría de ellos. Os adjunto la curva de luz.


Hace aproximadamente dos semanas, Rafael Benavides, que también tenía en mente observar estos objetos, me propuso intentar uno nuevo. Así lo acordamos. La mala suerte quiso que, por problemas técnicos, no culminara con éxito mi intención, si bien Rafa consiguió un resultado espectacular. ¡Su primer tránsito exoplanetario! No os perdais la crónica que escribió para su blog.

Tras unos viajes pendientes, anoche decidí que había llegado el momento de sacarme la espinita de la experiencia fallida anterior y localicé un nuevo tránsito que me era favorable, especialmente por el horario. Se trata de TrES-5B, descubierto por el mismo equipo que el anterior en el año 2011. Se trata de otro Júpiter caliente orbitando una estrella de magnitud 13,72 en la constelación de Cygnus. Se encuentra a 1174 años luz de nosotros. Solo tenía una pega: ocurría en el horizonte NW de mi observatorio, uno de los peores que tengo por encontrarse justo en la dirección del centro de la ciudad siendo, por tanto, la zona más contaminada lumínicamente. A pesar de todo quería intentarlo. La noche fue larga, hasta cerca del amanecer siguiendo la evolución del tránsito. Pero finalmente pude capturarlo. No obtengo un perfil tan claro como con el anterior, la noche presentaba mayor turbulencia y eso se nota en el resultado. No obstante, mis observaciones coinciden casi totalmente con las efemérides y me doy por satisfecho, máxime cuando observo en los diagramas O-C de mis observaciones son bastante coherentes.

He aprendido mucho en estas sesiones sobre los aspectos prácticos de esta "fotometría extrema". Espero poder ponerlos en práctica en próximos tránsitos con éxito. Esto es apasionante.

Agradezco a Ramón Naves todos los consejos recibidos para llevar a buen puerto esta aventura, a Stanislav Poddaný (del equipo del ETD de la Rep. Checa) por su ayuda y a Rafael Benavides por sus ánimos y proyectos conjuntos.

domingo, 13 de julio de 2014

Una variable rápida de 0,13 mag de amplitud para los calores

Ya llegó el verano a estas tierras. Decir eso en la parte sur de la península significa achicharrarse de calor durante 14 horas al día. Este año ha llegado con algo de retraso, pero desde hace unos días tenemos las temperaturas habituales.



El calor y la turbulencia son enemigos mortales de la astronomía, pero cuando hablamos de fotometría la cosa se complica aún más. A pesar de todo, Rafa Benavides y yo nos animamos a intentar medir el período y amplitud de una estrella variable muy rápida, de esas que nos gustan. La elegida que CSS_J173401.0+320716, en la constelación de Hércules. Tiene una magnitud de 13,63V y su periodo de 0.0819215 días, es decir, algo menos de 2 horas. Es decir, se trata de una variedad de estrellas del tipo DSCT llamadas HADS (High Amplitud Delta Scuti Stars). Tenía el aliciente añadido de que no había observaciones de ella en la base de datos de la AAVSO, así que seríamos los primeros en observarla (sin contar el survey a partir del cual fue detectada).

La noche se presentó mal: calor, turbulencia y viento. Mis temores se acrecentaron: hacer fotometría de precisión de una variable que presenta una amplitud de solo 0,13 magnitudes requiere, en general, mejores condiciones atmosféricas... pero había que intentarlo. Rafa y yo permanecimos hasta bien entrada la madrugada, él en Posadas (Córdoba), yo en Badajoz, en permanente contacto viendo como, poco a poco, las caídas y subidas de brillo se hacían evidentes.

Después vino el proceso de calibración de imágenes y estudio del periodo. Empleamos, como casi siempre, esa joya programada por Julio Castellano que se llama FotoDif, simplicidad y eficacia en uno.

El resultado obtenido es bastante bueno. Nuestro periodo calculado se aproxima bastante (con un error inapreciable) al publicado oficialmente en la VSX de la AAVSO si bien obtenemos una amplitud ligeramente superior, como podéis comprobar en el gráfico de más abajo (diagrama de fases). Nuestras medidas ya forman parte de la base de datos de la AAVSO y esperemos que sirvan a la comunidad científica para seguir aprendiendo más sobre el comportamiento de estas interesantes y peculiares estrellas variables.



Podéis ver la crónica de la observación en el blog de Rafa.

domingo, 6 de julio de 2014

SN2014bv


sábado, 5 de julio de 2014

Evolución de la Nova Delphini 2013

Ha transcurrido casi un año desde que la Nova del Delfín (Nova Del 2013) nos dio la sorpresa el verano pasado. Anoche pude dedicar un ratito a volver a ver a esa vieja amiga, una imagen vale más que mil palabras. Afortunadamente está siendo muy estudiada por el grupo de Observadores de Supernovas al que pertenezco, más abajo os adjunto la gráfica realizada por un buen número de colaboradores.

Haz clic para verla más grande



Si queréis ver mis entradas del año pasado al respecto: aquí y aquí.


viernes, 4 de julio de 2014

Entrevista en RNE por aquello de la supernova...



Ya casi la tenía olvidada. Y hoy, buscando un podcast de astronomía por Internet, me he topado con ella. ¿Os podéis creer que no llegué a escucharla? Hacerlo casi un año después resulta curioso. Os la dejo aquí por si alguien se anima (comienza en el minuto 4, más o menos). Tiene algunos gazapos menores, pero bueno...

Me sorprendió la llamada de Radio Nacional de España desde Madrid. Durante los días anteriores me llamaron algunos medios de comunicación regionales interesados por la noticia (deben ver todo esto con bastante extrañeza, la verdad), pero era el primero que lo hacía para un programa nacional: La noche en vela.